Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

SONDEO ELECTORAL DE LA UPV

Las próximas elecciones vascas pueden depender también del pacto con el nacionalismo radical

Por Raquel Teresa DelgadoTiempo de lectura2 min
España15-01-2004

El País Vasco se debate entre un gobierno nacionalista o uno constitucionalista. Así se desprende de un sondeo elaborado el noviembre por el departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco, dirigido por el profesor Francisco Llera.

Según las estimaciones de voto, el Partido Nacionalista Vasco en coalición con Eusko Alkatasuna (PNV-EA) mantendría los mismos resultados del 13 de mayo de 2001, 33 escaños, aunque su porcentaje de votos aumenta. Este estancamiento le hace ocupar el puesto de menos favorecido, pues parece no conseguir el apoyo de los votantes de la desaparecida Batasuna. Los diez escaños de los abertzales se reparten entre los demás partidos. Por detrás irían el Partido Popular y Unión Alavesa (PP-UA), que sumaría dos escaños más que en 2001, situándose en 21 y reafirmando su segunda posición en la comunidad. Mientras, el Partido Socialista de Euskadi - Euskadiko Esquerra (PSE-EE) sería el partido con mejor rendimiento electoral, con un incremento de al menos un escaño por provincia y la probabilidad de uno más por Guipúzcoa, que se disputa con Izquierda Unida (IU-EB), es decir: 16 escaños socialistas y 5 IU o bien 17 y 4 respectivamente. Éste es el panorama político que podría darse tras unas eventuales elecciones vascas. De los tres principales partidos, ninguno de ellos obtiene en solitario los 38 escaños de la mayoría absoluta. La matemática se centra en los números pequeños que podrían ser la clave de grandes pactos. Si el escaño que baila entre los socialistas e IU estuviera a favor de PSE-EE, los constitucionalistas sumarían 38 escaños y las cosas podrían cambiar mucho en el País Vasco. En el caso contrario, Aralar, escisión de Batasuna, impulsada por el ex fundador y dirigente de Herri Batasuna Patxi Zabaleta, sería decisiva para la actual coalición PNV - EA - IU. El escaño con que el sondeo pronostica que entrará esta nueva formación en el parlamento conseguiría otro 38 redondo a favor del PNV. Estos datos pueden variar, a pesar de que un 82 por ciento afirma haber decidido lo que va a votar. El estudio podría tener un margen de error de hasta tres puntos debido al rechazo de muchos ciudadanos a participar en alguna de las 1.800 encuestas realizadas entre el 3 y el 21 de noviembre del pasado año. La participación será aproximadamente de un 70 por ciento, a pesar de la llamada de Batasuna a la abstención como respuesta por su ilegalización.