Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

IRAQ

Miles de iraquíes reivindican en Basora elecciones generales

Fotografía
Por Isabel A. VegaTiempo de lectura2 min
Internacional17-01-2004

“Si a Sistani, no a las designaciones”. Con esta frase como lema, decenas de miles de iraquíes recorrieron las calles de Basora el pasado jueves para exigir la convocatoria inmediata de elecciones generales.

La manifestación fue convocada en apoyo a los proyectos del Ayatolá Al Sistani, quien es el más reputado de los jefes chiíes en Iraq y ha protestado por la decisión de las fuerzas de ocupación de designar una asamblea transitoria para elegir al Gobierno de Iraq que asuma el traspaso de poder 1 de julio. Esto supone que durante la primera fase de “independencia” de los iraquíes, y al menos hasta mayo de 2005, el Gobierno no habrá sido uno elegido por el pueblo, sino designado por la coalición angloamericana. En contra de ello, Sistani aboga por un traspaso inmediato de poder al pueblo iraquí en forma de elecciones generales. Los más de diez mil manifestantes provenían de la ciudad de Basora y las regiones colindantes y fueron convocados por el representante del Ayatolá en el sur de Iraq, Hodjatoleslam Alí Abdel Karim Safi al-Mussaui. La protesta se desarrolló en el marco de un importante despliegue de la policía iraquí y fue seguida muy de cerca por helicópteros del Ejército británico. La multitud se disolvió a mediodía sin que se hubieran registrado incidentes de gravedad. Al Sistani, afirmó el pasado viernes que si la coalición no da marcha atrás en sus planes de establecer un Gobierno iraquí sin elecciones directas, continuará convocando huelgas y manifestaciones. De cumplirse sus amenazas, la ya inestable situación de Iraq podría volverse del todo insostenible, por lo que en Washington ya han decidido tomar cartas en el asunto: el administrador civil en Iraq, Paul Bremer, pedirá personalmente al secretario general de Naciones Unidas, Kofi Anan, que envíe una delegación a Iraq para intentar sofocar las exigencias de Al Sistani. La solicitud se llevará a cabo en la reunión prevista para el próximo martes entre representantes de la ONU, de la coalición angloamericana y del Gobierno Transitorio iraquí. El encuentro, pactado para debatir el futuro político de Iraq, tiene como principal objetivo el traspaso de poder a los iraquíes el 30 de junio de este año, fecha acordada el pasado 15 de noviembre, cuando también se fijó que la asamblea que designará al gobierno, será constituida en el mes de mayo.