Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

UNIÓN EUROPEA

Giscard presenta la nueva Constitución europea tras 16 meses de debate

Por Ángela González RodríguezTiempo de lectura2 min
Internacional15-06-2003

"Iniciamos los trabajos con muchos temores y pinceladas de sueños para preparar la Europa del futuro. No sé si lo hemos logrado pero hemos trabajado mucho para ese fin". Así resume Valery Giscard D´Estaing, presidente de la Convención Europea, 16 meses de trabajo.

Los 105 miembros de este foro han trabajado durante 16 meses con la esperanza de lograr un mejor reparto y definición de las competencias de la Unión Europea, de simplificar las herramientas comunitarias y de dotar a la UE de un esqueleto más democrático, transparente y eficaz. Un esfuerzo que, en palabras del propio Giscard, ha dado fruto. "Somos una Convención constituida por diferentes componentes y por muchas naciones, culturas e historias, y hemos tenido que encontrar un punto intermedio", afirmó . El veto en los temas de política exterior y seguridad común se mantiene. No obstante, esta nueva propuesta supone un gran avance en lo que al respeto de los Derechos Humanos se refiere. El nuevo marco constitucional de la UE defenderá los derechos de los europeos por encima de la Carta Magna de cada país miembro, ya que se pronuncia sobre cuestiones que, por ser de excesiva actualidad, no están recogidas en todas las constituciones de los países miembro. Uno de los apartados más novedosos es el dedicado a la medicina y a la biología, cuyo respeto al Derecho a la Integridad supone la prohibición de las prácticas eugenésicas así como la clonación y reproducción de seres humanos, a pesar de que no establece ninguna barrera legal a "la investigación científica", que "es libre". Otro de los capítulos que ha suscitado una gran expectación es aquel que recoge que "Toda persona tiene derecho a la vida" y "nadie podrá ser condenado a la pena de muerte ni ejecutado", pues podría llegar a condicionar la entrada en la UE de países que, como Turquía, permiten la pena de muerte. La nueva Constitución plantea la designación de un presidente permanente y de un ministro de Relaciones Exteriores para el ámbito comunitario, así como la reducción de la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la UE). Estos cambios entrarán en vigencia dentro de seis años. Sin embargo, siguen existiendo desacuerdos en varios aspectos como las responsabilidades de la UE en materia de defensa. A pesar de estas limitaciones, la propuesta final de Constitución ha sido calificada por analistas y funcionarios como una obra de arte desde el punto de vista político. La nueva Constitución entrará en vigor después de ser analizada por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la próxima cumbre de Salónica (Grecia) entre el 19 y 21 de junio. Una vez ratificada, será la base de trabajo de la Conferencia Intergubernamental que tendrá lugar este verano. La nueva Constitución deberá ser firmada antes del 1 de mayo de 2004, día en el que se hará efectiva la entrada de los 10 nuevos estados de la UE.