Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

RALLIES

Grönholm y Peugeot, campeones

Por Pedro Luis MeleroTiempo de lectura2 min
Deportes06-10-2002

Mucho tiempo ha de pasar para que un piloto de rallies ofrezca una lección semejante sobre una pistas de tierra. El finlandés Marcus Grönholm venció en todos los tramos de la última jornada, eso sí, conocedor de que tenía en la mano su segundo título mundial desde la víspera, y consiguió su cuarta victoria de la temporada, con una ventaja de 3´47" con respecto a su compañero Harri Rovanperä.

Grönholm se benefició de los múltiples abandonos que se fueron produciendo durante las dos primeras jornadas para revalidar el título conseguido en 2000. El finlandés arrebata la corona a su compañero de equipo, el británico Richard Burns, que no pudo acabar la carrera por volcar su coche y destrozarlo en el decimoquinto tramo. Tampoco pudo finalizar el escocés de Ford Colin McRae, otro piloto que tenía opciones remotas de victoria pero que se esfumaron al estrellarse contra un árbol. La escudería Ford no atraviesa su mejor momento, y al abandono del escocés se unió el del estonio Markko Martin, con cuyo accidente se esfumaron las escasas opciones que tenía la marca del óvalo al título, y el mal momento de forma de Sainz. Para echarse a temblar. El español fue cuarto gracias a la desgracia ajena, ya que durante muchos tramos ocupó el undécimo puesto. Sainz sólo piensa ya en acabar la temporada lo más dignamente posible para centrarse en nuevos proyectos la próxima temporada, aunque lo tiene muy difícil. Por delante de él terminó el finlandés Tommi Mäkinen, de Subaru, mientras que otro compatriota, el incombustible Juha Kankkunen (de Hyundai), fue quinto, por delante de su compañero, el belga Freddy Loix. A falta de dos pruebas, Australia y Gran Bretaña, Grönholm es matemáticamente campeón, con 67 puntos, que con veinte puntos en disputa, tiene una diferencia de 33 puntos con respecto a Burns y uno más con respecto a McRae. Con los tres puntos que sumó en Nueva Zelanda, Carlos Sainz es quinto del Mundial, con 29 puntos, dos menos que el francés Gilles Panizzi. Por marcas, Peugeot certificó su superioridad, aunque de nuevo se quedó a las puertas de un triplete y aseguró su campeonato del mundo con la presencia de Grönholm y Rovanperä en el podio. El equipo del león suma 147 puntos en las 14 pruebas disputadas, y abre un mundo con respecto a Ford, que suma 89, y Subaru, tercera con 50. El gran beneficiado es Hyundai, que con los puntos de Kankkunen y Loix, alcanza a Mitsubishi en la cuarta posición, con nueve puntos.