Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

EDUCACIÓN

El PP rechaza en solitario las enmiendas a la Ley de Calidad

Por Aarón AbadTiempo de lectura1 min
Sociedad04-10-2002

La mayoría absoluta ha permitido una vez más al Partido Popular pasar el primer trámite de una Ley Orgánica en contra de la opinión del resto de los grupos parlamentarios y de los sindicatos. La Ley Orgánica de la Calidad de la Educación (LOCE) ha sido aprobada por el Congreso a pesar de que diez grupos han presentado enmiendas a la totalidad y tres textos alternativos, elaborados por el Partido Socialista (PSOE), Convergencia i Unió (CIU) e Izquierda Unida (IU).

Los puntos más atacados del proyecto de la ministra de Educación, Pilar del Castillo, han sido la falta de financiación, el apoyo a la educación privada, la invasión de las competencias autonómicas y el impulso a las asignaturas de formación religiosa. Del Castillo aseguró en su intervención, en pleno ambiente de crispación, que la Ley pretende desarrollar "un sistema de oportunidades para todos y combatir y prevenir el fracaso escolar". La ministra aseguró que el texto "respeta todas y cada de las competencias" y anticipó a la oposición que "no debe ir con la propaganda por delante". Respecto a la financiación afirmó el compromiso del Gobierno a un incremento de fondos hasta alcanzar lo necesario, según lo que determine el Consejo de Política Fiscal y Financiera. La responsable socialista de Educación, Carme Chacón, presentó numerosos argumentos contra la Ley Orgánica, destacando que "fomenta que se distancien los padres de los centros, al cortar su representación en ellos, provoca la quiebra de la educación igualitaria, favorece a la privada y rompe el consenso educativo en materia territorial". CiU ya había anunciado su rechazo a la ley. El principal rechazo de CiU se debe a la "evidente" intención del Gobierno de aprobar un tipo de ley considerada inconstitucional desde los años ochenta, una LOAPA o Ley Orgánica de Armonización del Proceso autonómico. Los sindicatos también se han movilizado y han convocado manifestaciones a lo largo de octubre para evitar que la LOCE pase también el filtro del Senado.