Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

BALONMANO

El Barcelona no pudo culminar la remontada

Por LaSemana.esTiempo de lectura3 min
Deportes06-03-2006

El Pórtland San Antonio y el Ciudad Real lograron el pase a las semifinales de la Liga de Campeones. Los navarros, que perdieron por 26-23 contra el Barcelona, se beneficiaron de la ventaja de la ida, mientras que los manchegos doblegaron al Celje esloveno por 28-33. En la Recopa, el Valladolid remontó la eliminatoria frente al Bidasoa (31-26) y en la Copa EHF el Granollers se quedó fuera pese a vencer por 30-26 al Gummersbach alemán.

Liga de Campeones El Barcelona estuvo a punto de remontar la eliminatoria contra el San Antonio, después de perder en la ida por 25-21. Los de Xesco Espar jugaron con una gran intensidad ofensiva y provocaban constantemente lanzamientos desde los siete metros: Juanín García, autor de siete tantos, e Íker Romero, que logró seis, se repartieron las nueve penas máximas anotadas por su equipo. Ello les sirvió para moverse siempre en torno a la diferencia de cinco goles que les daba la clasificación: 14-9 al descanso. No obstante, los navarros se hicieron fuertes gracias a las intervenciones del portero danés Kasper Hvdit y a la buena labor, tanto ofensiva como defensiva, de Demetrio Lozano, que consiguió ocho goles. Un parcial de 2-6 igualó el encuentro y sembró las dudas en los azulgranas. Pese a todo, el equipo culé sacó su casta y recuperó la ventaja gracias a sus jugadores exteriores. Pero la veteranía de Lozano volvió a surgir en el momento oportuno: los pamploneses ralentizaron el juego y acabaron con la moral de un Barcelona impotente al final. El Ciudad Real se dio un festín en la cancha del Celje, a los que, al igual que en el partido de ida, no dio opción alguna. Una asfixiante defensa 5-1 fue la clave para ahogar a un rival perdido. Un excepcional Rolando Uríos, que marcó diez goles y ofreció una exhibición en la posición de pivote, lideró a los manchegos, que desde el comienzo dejaron clara su superioridad. Con todo, unos instantes de relajación en los que el ruso Edouard Koksarov, el más acertado con la portería con siete goles, guió a los suyos a la igualada: 8-8. Pero pronto aparecieron Mirza Zdomba, letal en el extremo con siete tantos, y los cañoneros Alberto Entrerríos y Olafur Stefansson –siete goles entre ambos- para volver a poner las cosas en su sitio. Los de Talant Dujshebaev mantuvieron el alto ritmo hasta que las diferencias fueron insalvables y luego se dedicaron a administrar la ventaja. Además, en el duelo alemán, el Flensburg eliminó al Kiel, tras remontar la desventaja de dos goles, y el Vezprem húngaro dejó fuera al Montpellier con una gran autoridad. Recopa El Valladolid consiguió dar la vuelta a la eliminatoria contra el Granollers gracias a la excelente actuación de su guardameta, Manuel Sierra. La correosa defensa 5-1 y la velocidad en ataque sorprendieron a un Granollers que se quedó sin respuesta. Los de Manuel Montoya carecieron de concentración y llegaron a perder por diez goles. Entre el argentino Eric Gull, siete goles, y el serbo-montenegrino Alen Muratovic, que marcó 10, consiguieron dejar en evidencia a la floja defensa de los catalanes. Sin embargo, la relajación de los vallisoletanos al final permitió que el lateral Marko Krivokapic, con siete goles, salvase a su equipo de la humillación. En los demás partidos, el Nordhorn alelemán pasó sin apuros el mero trámite de la vuelta –había vencido por 15 goles en la ida- al ganar por 26-25 al Kadetten suizo, al igual que el Chekhov ruso, que doblegó al Presov eslovaco por 28-35. En tanto, el Constanta rumano dejó fuera al Skjern danés al vencer por 28-35 y remontar la desventaja de seis goles de la ida. Copa EHF El Bidasoa no pudo obrar la gesta y quedó eliminado pese a imponerse al Gummersbach con facilidad. El enorme desgaste en defensa y la buena dirección de Unai Arrieta, seis goles, en ataque dieron esperanzas a los irundarras. Pero la defensa 5-1 de los teutones consiguió anular a los lanzadores del equipo español, que se atascó por momentos. Los de Julián Ruiz aumentaron la intensidad al final, pero el acierto del islandés Gudjon Sigurdsson y el francés Daniel Narcisse, que sumaron 19 tantos, impidió que ese derroche de energías diese frutos. Los alemanes del Lemgo y el Göppingen no tuvieron problemas para volver a derrotar respectivamente al Dynamo Astrakhan por 33-31 y al Gudme danés por 32-37. Además, los franceses del Creteil lograrón el pase a perder 34-26 contra el Kielce polaco.