Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

TRIBUNAL SUPREMO

Choque entre el Gobierno y el CGPJ por la reforma judicial

Por Enrique García GarcíaTiempo de lectura1 min
España01-03-2006

El Gobierno y el CGPJ hacen lecturas totalmente opuestas de la nueva reforma del poder Judicial. Desde el Supremo, se rechaza de plano porque creen que les restarán competencias, mientras el Ejecutivo asegura que es todo lo contrario.

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado la propuesta de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal presentada por el Gobierno porque cree que disminuirá sus funciones. Sin embargo, desde el Ejecutivo aseguran que la propuesta no recorta ningún poder al Supremo. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha afirmado que su negativa se debe a que la reforma conllevaría dejar al Supremo fuera de la resolución de 198 de los 333 delitos tipificados en el Código Penal. El ministerio de Justicia, por su parte, señala que con el nuevo texto, los jueces del Tribunal pasarán a resolver sobre sentencias con condenas de tres o más años, y no sólo de cinco o más como hasta ahora. En este sentido, el CGPJ se queja en su informe de la “importante insuficiencia” de delitos sobre los cuales el Tribunal Supremo puede pronunciarse. También consideran que “se restringe el ámbito de la casación de manera excesiva” al no contemplar la intervención sobre sentencias de la Audiencias Provinciales con condenas inferiores a tres años. Además, solicitan que la posibilidad de recurrir no dependa del tribunal sentenciador, sino de la condena efectiva que se ha marcado. Asimismo, piden que la Fiscalía pueda interponer recurso de casación ante cualquier infracción penal para que la jurisprudencia del TS cubra toda forma de delito en el ordenamiento jurídico. Desde el lado opuesto, el Gobierno insiste en que, en realidad, se están aumentando las competencias del TS. La actual legislación permite recurrir ante el Supremo las sentencias de las Audiencias dictadas en primera instancia y por delitos graves (aquellos castigados con más de cinco años de cárcel). Según el Ministerio de Justicia, la unificación de la doctrina judicial (esto es, la jurisprudencia dictada por el Supremo mediante un recurso de casación) casi nunca alcanza a los casos con penas inferiores.