Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CASO BÁRCENAS

Bárcenas elude las preguntas sobre la caja B del PP

Por Luis ArtolaTiempo de lectura5 min
España26-06-2017

El que fuera tesorero del PP los años 2008 y 2009, imputado en varias causas judiciales, ha comparecido este lunes ante la comisión del Congreso creada para la investigación de los fondos B del PP.  Como había anunciado previamente, no ha respondido a pregunta alguna sobre dicha cuestión. De todas formas, ha apostillado que nunca se quedó con nada de la financiación del partido. Solo ha contestado a afirmaciones que no le gustaban y de forma recíproca hacia otros partidos. Ha justificado su enorme patrimonio ante “una cuantiosa actividad profesional”.

Este lunes Luis Bárcenas ha comparecido en el Congreso ante la Comisión que investiga la financiación irregular del PP. A pesar de ello, el ex tesorero de dicho partido no ha querido contestar a las preguntas de las distintas portavocías en relación a la caja B de su antiguo partido, hecho que anunció al inicio de su presentación ante la posible afectación "sustancial" de los dos juicios que acomete y para no perjudicar sus derechos de defensa.

Por tanto, la delegación construida para averiguar las anomalías en las finanzas del PP, se ha tenido que conformar con la defensa que ha hecho Bárcenas del origen de su patrimonio en Suiza. De hecho, solo ha realizado breves y escasas intervenciones tras escuchar las de los portavoces de la comisión y ha mostrado una actitud impertérrita. A pesar de ello, ha contestado a la reiterada pregunta del posible pacto con su ahora ex partido para no mencionar ni revelar información respecto a la caja B.

El inicio de la comparecencia ha contado con la intervención de la portavoz socialista, Isabel Rodríguez, y le ha dirigido varias preguntas como si existía una financiación en B, si había conocimiento y consentimiento de la cúpula del partido, así como la relación de los nombres a los que se destinaban los sobres "en negro". Esta relación de cuestiones se ha repetido durante las distintas intervenciones con el resultado de la ausencia de respuesta del ex tesorero del PP en todas ellas.

Paradójicamente, Rodríguez ha hecho acopio del escrito de defensa de Bárcenas en 2006 dirigido a la Audiencia Nacional y le ha recordado el vídeo de su declaración en la instrucción del juicio del caso Gürthel. En aquel momento, en su exposición, Bárcenas definió la contabilidad B del PP como "extracontable". Ante ello, el compareciente ha querido matizar ante las manifestaciones de la portavoz del PSOE en las que hablaba de la consideración por parte de los jueces de "una organización criminal" dentro del PP, que esas acusaciones provenían de los demás partidos, "no de los jueces".

La siguiente intervención, de Unidos Podemos, ha contado con una serie de cuestiones de Irene Montero como, de nuevo, el origen de los ingresos de la caja B o sobre el posible conocimiento de dicha financiación por parte de Rajoy o la supuesta red corrupta en obra pública. A dichas preguntas Bárcenas únicamente ha querido matizarle el tiempo que permaneció como tesorero de los populares así como que quien se responsabilizaba del presupuesto de campaña del partido era Álvaro Lapuerta. No obstante, ante la cuestión de si se había quedado con capital del partido ha sido contundente en su respuesta. "Con nada, absolutamente con nada", ha declarado.

A pesar de las dudas de Montero ante su patrimonio "muy desahogado" y que se aprovechó de una amnistía fiscal contraria a la ley, un Bárcenas desafiante ha anotado que "como el señor Monedero con los fondos de Venezuela". También ha querido aclarar que finalmente no se presentó como acusación en el proceso sobre la supresión de toda la información de los discos duros de sus ordenadores para dedicarle tiempo "a lo realmente relevante" en relación a sus numerosas causas judiciales pendientes. . Previamente, la portavoz del partido morado, arremetía ante lo que consideraba una estructura "para delinquir" del PP en la que se daban "concesiones a cambio de esos dineros que les entregaban de forma ilegal".

En el turno de Ciudadanos, con Toni Cantó como portavoz, la mala sintonía entre ambos ha desencadenado una fuerte discusión que Luis Bárcenas ha zanjado tras expresarle que "no actúe como si estuviese en una obra de teatro". En el final de la intervención, Cantó aseguraba que el PP ha "pervertido la democracia" ante las muestras de una financiación irregular del partido del Gobierno. El ex tesorero del PP ha tenido respuesta para todos los partidos, como en el caso de la intervención de Joan Tardá, de ERC, que le exigía "que se levante y pida perdón". Impasible, Bárcenas le reprochaba el perdón a Jordi Asuás, de Esquerra y, que fue condenado por contrabando de tabaco.

El PNV de manos de Mikel Legarda ha hecho un alegato en el que culpaba al PP de mantener la financiación como "algo estructural" en el que participaban empresarios interesados en obra pública. Ante estas manifestaciones que no han gustado a Bárcenas, el portavoz del PNV le ha recriminado que solo se dedicara a contestar a las afirmaciones que no le gustaban.

El PP no ha realizado ninguna pregunta al compareciente. El diputado Carlos Rojas únicamente ha juzgado la creación de dicha delegación solo para "desgastar al partido del Gobierno al precio que sea". Ha hecho caso omiso a los reproches de los demás portavoces y ha continuado enumerando las mejorías económicas en el país desde que su partido es el más votado. Después de desviarse del tema prioritario, el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, le ha reprendido.

Esta tarde, la primera reacción y la única hasta el momento, ha sido la del secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en rueda de prensa en la sede del partido. Ha sugerido que el Bárcenas y el PP mantienen "algún tipo de acuerdo" de la que el ex tesorero obtiene un beneficio. Ha manifestado que al final esta comisión "va a ser positiva" y ha mostrado su optimismo para que con ella se depuren responsabilidades políticas.