Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

PSOE

Susana Díaz busca más apoyos para consolidar su candidatura

Fotografía Susana Díaz, en una antigua reunión con José Luis Rodríguez Zapatero (©foto: PSOE)

Susana Díaz, en una antigua reunión con José Luis Rodríguez Zapatero (©foto: PSOE)

Por Remedios MaroñasTiempo de lectura3 min
España15-01-2017

Todo el mundo mira a Susana Díaz. La presidenta de la Junta de Andalucía parece la alternativa más capaz para dirigir la Secretaría General del PSOE. Ni ella misma ni nadie de su entorno desvela si realmente dará el paso hacia la cabeza del partido. Tampoco cuándo puede emprender esa carrera, aunque las bases para esa candidatura están más que presentes desde hace meses.

Desde que comenzara la crisis del PSOE, con la dimisión forzada de Pedro Sánchez como secretario general, la sevillana ha ido ganando fuerzas en las cúpulas socialistas. Para empezar, ha estado consultando y reuniéndose durante los últimos meses con los dirigentes históricos del PSOE, que han retomado cierto protagonismo en las tomas de decisión de la cabeza del partido. Cabe destacar la celebración del décimo aniversario de la Ley de Dependencia en Jaén el pasado 16 de diciembre, donde se consolidó y mostró el respaldo del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero a Susana Díaz.

Pero este no es el único. Las relaciones con el resto de los exmandatarios socialistas, aunque mucho más débiles, siguen la misma línea de acercamiento, sobre todo la de Rubalcaba, que, impulsada por una estrechísima relación de amistad con el actual presidente de la gestora del PSOE y presidente asturiano, Javier Fernández, ha reunido a Díaz con el exministro creando una relación de visión política unida. Al conjunto se añade Mario Jiménez, exportavoz en Andalucía y actual portavoz de la comisión gestora del PSOE.

Del mismo modo, la red de contactos de Díaz se ha extendido por las distintas provincias. La más consolidada, su relación con Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, que ha defendido en contadas ocasiones a la presidenta como la mejor alternativa para el partido, u otros como el valenciano Ximo Puig, el aragonés Javier Lambán y el manchego Emiliano García-Page, que le han sido fieles desde el primer momento.

La líder del PSOE andaluz lo tiene claro. Está dispuesta a ser candidata, pero no antes de conseguir los apoyos suficientes. En principio esperará a que en abril se den las fechas de las primarias socialista. Se espera que para entonces exponga su visión de lo que necesita el partido para tener expectativas de gobierno, y dé la señal de arranque oficial a su candidatura en la carrera por el liderazgo socialista.

Comienza la carrera

Por el momento, se sabe que emprenderá el próximo fin de semana una campaña que la llevará por todas las federaciones socialistas, muy a la par de la idea que Pedro Sánchez anunciaba hace ya más de tres meses de recorrer España, y que acabó aparcando en su segunda escala.

La primera parada será Castilla y León, territorio en principio hostil, ya que el secretario general de la zona, Luis Tudanca, no es de sus alineados. En su programa marca los viajes durante los fines de semana para evitar el desgaste, entre otras cosas, por las acusaciones de la oposición que concurren en que la sevillana está más pendiente de los líos de partido que de su gestión al frente de la Junta de Andalucía.

En el caso de que Díaz fuera votada como secretaria general del PSOE, pese a que en el planteamiento inicial se planteaba como seria posibilidad compaginar la Presidencia de la Junta andaluza con las responsabilidades secretaria general, diversos barones regionales plantean la gran dificultad de dicha doble gestión.