Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Empleo

Los españoles cobran un 17,8% menos que la media europea

Por Alexandra CampoamorTiempo de lectura2 min
Economía18-05-2016

El último informe elaborado por Adecco ha analizado los salarios medios de los países miembros de la Unión Europea. El  salario medio bruto en los 28 países de la Unión Europea es de 1.995 euros mensuales, mientras que la cifra en España llega a los 1.640 euros, un 17,8% inferior en la media. Quince países se encuentran con salarios aún más bajos y doce por encima de la española.

El  IV Monitor Anual sobre salarios de Adecco, en colaboración con los investigadores de Barceló y Asociados, sitúa los países europeos con mayor y menor poder adquisitivo según su sueldo bruto. En España, los trabajadores cobran hasta 1.640 euros, 355 menos que los demás países comunitarios, situándolo por debajo de la media europea (de 1995 euros). Sin embargo, quince países presentan un salario medio menor al español, y los doce restantes lo superan, por lo que España se encuentra en una zona intermedia. 

   El estudio apunta a que los países con salarios inferiores a 1.000 euros son todos pertenecientes a la Europa del Este, salvo Portugal. El país vecino roza el millar con una media 986 euros/mes. El resto, de menor a mayor salario, son: Bulgaria (357 euros), Rumanía (453 euros), Lituania (527 euros), Hungría (543 euros), Letonia (601 euros), Polonia (686 euros), República Checa (758 euros), Eslovaquia (774 euros), Croacia (782 euros) y Estonia (798 euros).

   En un segundo grupo, concretando la franja entre 1.000 a 2.500 euros mensuales, se ubican Grecia (1.011 euros), Eslovenia (1.142 euros), Malta (1.168 euros), Chipre (1.256 euros), España (1640 euros) Italia (2.017 euros), Francia (2.255 euros) y Austria (2.382 euros).

   Y en la franja más alta, los países europeos con mayor poder adquisitivo: Alemania (2.515 euros), Suecia (2.541 euros), Finlandia (2.555 euros), Holanda (2.2575 euros), Irlanda (2.592 euros), Bélgica (2.619 euros), Reino Unido (2.742 euros), Luxemburgo (2.994 euros) y Dinamarca (3.553 euros).

   De este estudio queda evidente la enorme diferencia salarial entre los distintos socios europeos; cifras desorbitadas si se comparan los 357 euros de sueldo en Bulgaria con los 3.553 de un trabajador danés. Una diferencia de hasta diez veces más el sueldo inferior. La remuneración de España es, en tal caso, más de cuatro veces mayor que la de Bulgaria; pero en comparación con el de Reino Unido, es un 40,2% inferior, y un 27,3% más bajo que el de los franceses.

   Parte de la alta concentración de la riqueza en los países más avanzados de la UE puede explicarse en su modelo empresarial, donde el sueldo tiende a ser mayor cuanto mayor es el tamaño de la empresa. Así pues, la concentración de estas grandes empresas en los países con mayores sueldos y la menor capacidad adquisitiva de las PYMES, de mayor presencia en los demás países, está detrás de la enorme brecha salarial entre los distintos países miembros de la Unión Europea.