Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Caso Púnica

Nuevas declaraciones por el "caso Púnica"

Por Alexandra CampoamorTiempo de lectura2 min
España17-05-2016

El juez instructor encargado del "caso Púnica", Eloy Velasco, ha tomado declaración a David Marjaliza, el presunto cabecilla y conseguidor de Paco Granados. Marjaliza ha implicado a  numerosos alcaldes y altos cargos del PP implicados en la red, entre los que se encuentran varios contactos cercanos al principal implicado de la trama, Francisco Granados, el ex secretario general del PP de Madrid que permanece en prisión desde hace dos años.

Nueva información sobre cómo se gestionaba la Trama Púnica en palabras de David Marjaliza. Según el imputado, Granados y sus sucesores en la alcaldía de Valdemoro recibían entre 3.000 y 6.000 euros de comisión por cada vivienda construida. Además, afirmó que Granados recibía un 20% en comisiones por todas las operaciones de recalificación del terreno. "Nosotros poníamos el dinero, comprábamos el suelo y Paco [Granados] lo recalificaba", declaró al juez Velasco. La esposa del jefe de Gabinete de Granados también estaría implicada, según señaló Marjaliza, pero su papel era de mero testaferro. 

   Durante el juicio, el socio de Granados aludió a la firma Servicios Patrimoniales, del cual el ex-secretario general poseía 49% de las acciones, aunque no consta ningún documento oficial en que figure como accionista. Desde esta sociedad, Granados y sus asociados se habían beneficiado de recalificaciones y adjudicaciones municipales. 

   El constructor también retornó a la época de la burbuja inmobiliaria para explicar cómo empezó a mover dinero hacia fuera de España; en concreto, hacia Suiza. Según declaró, en aquel momento “había muchísima gente que compraba con dinero negro, incluidos inspectores de hacienda”. Tras llegar a promover más de 20.000 unidades hipotecarias, se puso en Contacto con Granados, quien le facilitó la apertura de una cuenta en aquel paraíso fiscal. Marjaliza entregaba en mano el dinero negro a gestores suizos en Madrid, quienes lo depositaban en el banco BNP.

   Marjaliza también reconoció haber pagado más de 400.000 euros en comisiones al también exdiputado del PP José Miguel Moreno Torres, sucesor de Granados en el Ayuntamiento de Valdemoro. El pago se efectuaba en comidas y otros eventos tras la adjudicación del suelo. Tales documentos incriminatorios fueron quemados tras recibir, declaró el constructor, un "chivatazo" por parte de un Guardia Civil, antes del momento de su arresto. Según parece, el agente se lo comentó a Granados en una discoteca y con alguna copa de más.

  Según afirmó Marjaliza, para el propósito de recalificar terreno de la red Púnica eran "un chollo" las operaciones vinculadas a la construcción de vivienda protegida. También reconoció haber pagado 30.000 euros y viajes de vacaciones a Eva Borox, la ex-concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Valdemoro y posterior número 3 en Ciudadanos -apartada del partido tras conocerse su relación con Marjaliza- para que se abstuviera de "hacer ruido" sobre algunas de esas adjudicaciones.