Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Terrorismo

Ocho miembros de Ekin consiguen esquivar la prisión

Por Luis Lautenschlaeger FeijóoTiempo de lectura3 min
España17-05-2016

El fiscal José Perals ha solicitado la libertad condicional para ocho miembros de Ekin, el aparato político de la banda terrorista ETA. Los acusados se enfrentaban a nueve años de prisión, que han conseguido eludir tras comprometerse a renunciar a hacer uso de la violencia y aceptar penas de entre 21 y 24 meses. A ellos hay que sumar un noveno procesado, Ugaitz Elizarán Aguilar, quien se enfrentaba a 12 años de cárcel por reincidencia.

Ocho personas acusadas de pertenecer al aparato político de la banda terrorista ETA, Ekin han aceptado penas de entre 21 y 24 meses y han conseguido eludir nueve años de prisión tras aceptar su participación en dicha organización y renunciar a cualquier actividad que haga uso de la violencia.

 Por lo tanto, se trata de un acuerdo de conformidad entre los acusados, el fiscal José Perals y las acusaciones ejercidas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo y Dignidad y Justicia. En cierta medida, esta decisión se ha tomado tras la aceptación de los integrantes de Ekin de realizar actividades “contrarias a la legalidad”  y admitir el sufrimiento que han podido causar, mostrándose a favor de la reparación de las víctimas del terrorismo. 

 A ellos hay que sumar un noveno acusado, Ugaitz Elizarán Aguilar, quien se enfrentaba a 12 años de cárcel por pertenencia a la organización terrorista y reincidencia. Por este motivo, él ha sido condenado a dos años, tres meses y un día, por lo que podría terminar ingresando en prisión. A pesar de ello,  la Fiscalía y las acusaciones se han mostrado favorables a que quede en libertad condicional, aunque la última palabra la tiene el tribunal. Por el contrario, la pena menor ha recaído sobre Sandra Barrenechea, para quien el fiscal ha pedido un año y nueve meses, ante la falta de pruebas que demuestren su participación en la dirección de Ekin. El resto de los acusados han aceptado los dos años de prisión solicitados por el Ministerio Público. 

Cabe recordar que Ekin fue creado por ETA como sustituto de Kordinadora Abertzale Socialista (KAS), después de que esta se declarara como ilícita. El objetivo de la banda terrorista era utilizar este organismo para consolidar un modelo de dirección de la izquierda abertzale y dinamizar el movimiento de masas. En 2010 aumentó notablemente su actividad en el País Vasco y Navarra, aumentando la comunicación entre sus miembros y terroristas. Finalmente y tras encontrar documentos que verificaban esta vinculación, un manual que explicaba las acciones que ETA consideraba necesarias emprender para lograr la independencia, fue disuelto ese mismo año.

 A pesar de haber conseguido esquivar la cárcel, Eneko Compains, uno de los miembros de la orgniazción, ha hablado en nombre de todos los acusados y ha mostrado su disconformidad con el proceso. "Ha habido un acuerdo con Fiscalía y con acusaciones, lo que ha derivado en que no se celebre el juicio y si lo hemos firmado es porque nos parece aceptable pero no quiere decir, de ninguna manera, que se haya hecho justicia", aseguraba . Del mismo modo, ha defendido su labor como mero militante político. “Tenemos que recordar de dónde venimos. Nosotros somos personas militantes políticos que de forma legítima ejercíamos nuestros derechos civiles y políticos en Euskal Herria y, sin embargo, un Estado no democrático que persigue a la gente por sus ideas nos detuvo, nos incomunicó, nos torturó salvajemente y nos encarceló", sentenciaba Compains.