Esta web contiene cookies. Al seguir navegando acepta su uso conforme a la legislación vigente Más información
Sorry, your browser does not support inline SVG

DÉFICIT

Rajoy fija el objetivo de déficit para este año en el 5,8%

Fotografía Rajoy, a su llegada a la cumbre de la UE en Bruselas (© foto: La Moncloa)

Por Yanira MartínTiempo de lectura1 min
España02-03-2012

Durante la celebración del Consejo Europeo que ha tenido lugar en Bruselas este viernes, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el déficit público de España disminuirá al 5,8 por ciento con respecto al Producto Interior Bruto (PIB) en el 2012. Asimismo, el presidente ha asegurado que la resolución no fue comunicada ni a la Comisión Europea ni al resto de Estados miembros porque se trata de “una decisión soberana de España”.

El jefe del Ejecutivo asistía al Consejo Europeo con la finalidad de conseguir una flexibilización del déficit para España por parte de Bruselas. Sin embargo, esta última se opuso rotundamente a flexibilizar ese dato hasta que no se hagan públicos los Presupuestos. En su comparecencia en la rueda de prensa celebrada después del Consejo, Rajoy recordó que el déficit público ya se redujo un 1,5 por ciento en el mes de diciembre, lo que equivale a una cantidad de 15.000 millones de euros. Del mismo modo, estima que la reducción total para este año sea del 3,5 por ciento, teniendo en cuenta el 9,3 por ciento que cerró el 2010, lo que se traduce en un recorte de 12.000 millones de euros en los próximos Presupuestos. El presidente del Gobierno negó que esta cifra de déficit vaya a perjudicar a España en algún aspecto. Sin embargo, anunció que su objetivo es cumplir con el 3% de déficit público en el próximo año 2013, según establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea. “Se trata de una decisión sensata y razonable”, defendió el presidente. Por otra parte, Rajoy ha manifestado su preocupación y descontento con los datos de paro. Del mismo modo, ha asegurado que “no va a engañar a nadie” y que 2012 será un mal año para el empleo y para la evolución de la economía española.