LITERATURA

Almudena de Arteaga gana el
Premio Azorín por 'Capricho'

02-03-2012
Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar 1991

Presentada al concurso bajo el pseudónimo "Micaela" y con el sobrenombre "Las fuentes de una musa", la historia ganadora del Premio Azorín está ambientada entre finales del siglo XVIII y principios del XIX. Capricho, como se titula la novela de Almudena de Arteaga, gira en torno a la vida de tres musas de Goya: la duquesa de Alba, la condesa de Chinchón, esposa de Godoy, y la duquesa de Osuna.


Cada una, respectivamente, representa la belleza y sensualidad, la ingenuidad y la inteligencia. Para unificar a estas tres mujeres, hay una cuarta, Michelle, una sombrerera escapada de la Revolución Francesa, único personaje inventado por la escritora.

Según Almudena de Arteaga, las jóvenes del relato vivían en una época de lujo y prosperidad donde tenían todo lo que se podía desear e iban de capricho en capricho, ahí el título de la obra. No obstante, la felicidad de cada una se ve truncada por una circunstancia, a saber la invasión napoleónica, los entresijos encerrados en la finca de Osuna o el antojo de Godoy por conseguir todos los retratos femeninos del pintor español.

En torno a estas premisas se desarrolla un argumento repleto de intriga y misterio alrededor de los cuadros de Goya, de los cuales no se sabía cuántos eran, si se trataba de desnudos o posados vestidos y que llegaron incluso a desaparecer. Las obras maestras arrastrarán a líos, presidios, asesinatos y compromisos con la mismísima Inquisición.

De Arteaga establece, además, un paralelismo involuntario de aquel entonces con la actualidad. España se ha visto en los últimos cinco años sumida en una gran crisis que ha hecho replantearse muchos de los valores que imperaban hasta el momento, de la misma forma que ocurrió en la época que revive el libro. Antes de empezar la guerra, llámese hoy apuro económico, el pueblo vivía satisfecho, pero después se cuestionan asuntos que no habían surgido nunca antes.

Así pues, el premio Azorín le ha sido concedido a una novela histórica de época que posee tintes actuales muy reconocibles y que podía asemejarse con una brillante trama negra de intriga con algunos datos verídicos.

A FONDO

Rafael Sabé, misionero y experto en ébola

"En África sorprende el pánico de los españoles al ébola"

A FONDO: ÉBOLARafael Sabé, misionero español en Guinea Conakry, es miembro del Grupo de Prevención Anti-ébola de la región de Siguiri. Este equipo reúne a los representantes de las autoridades civiles, sanitarias, empresariales y religiosas de la zona. Misionero desde 1992, vive de primer... (sigue)

Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2014 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad