Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

SUBIDAS CONTINUAS DEL PRECIO DE LA LUZ

La facura de la luz ha subido un 50 por ciento anual en los últimos tres años

Por Esteban del PozoTiempo de lectura1 min
Economía27-12-2010

Como la espuma. Así es como ha crecido año tras año el coste de la luz para los hogares españoles. A pesar de los intentos por llegar a algún acuerdo entre el Gobierno y las eléctricas y entre el PSOE y el PP para taponar las continuas subidas del precio de la electricidad, el cobro por este servicio fundamental se ha ido encareciendo hasta alcanzar el 50 por ciento anual en los último tres años.

Las continuas subidas en el precio de la luz han encontrado respuesta en la organización de consumidores Facua, que asegura que "el recibo del usuario medio se ha encarecido en 158 euros anuales en tres años y medio, nada menos que un 34,8 por ciento", a lo que hay que sumar el aumento del 9,8 por ciento a partir de enero de 2011. "El último informe de Eurostat, que no recoge las subidas producidas en julio ni octubre, nos sitúa ya por encima de la media de Unión Europea", advierte la Organización de Consumidores y Usuarios, que considera un "tópico" que la electricidad española sea más barata. Como prueba de ello aportan la documentación de la oficina de estadísticas europea, que recoge que el precio final medio del kilovatio/hora (KWh) para un consumidor doméstico de los Veintisiete era de 0,122 euros en 2009, impuestos no incluidos. En España era de 0,129 euros; en Alemania de 0,140 euros; en Portugal de 0,126 euros; y en Francia de 0,09 euros. El computo del recibo eléctrico del TUR es la suma de dos componentes repartidos a partes iguales. Uno es la subasta trimestral de empresas comercializadoras de energía, CESUR, que depende de la evolución del mercado y sus costes, como los combustibles; y el otro es el peaje, establecido por el Gobierno para retribuir los costes del sistema como son las redes, primas de energías renovables y otros conceptos. El Ministerio de Industria ha decidido congelar la parte que regula de la factura en esta ocasión, por lo que el incremento del precio de la electricidad es el reflejo de la subida del 21,3 por ciento de los costes registrada en la subasta que realizaron las compañías comercializadoras de energía debido al precio de los carburantes, la devaluación del euro frente al dólar, el efecto esacional y las ayudas al carbón.