Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

BALONCESTO

El Tau quiere que la quinta sea la ‘vencida’

Por Pedro P. Merino / Zarek BodaTiempo de lectura4 min
Deportes26-10-2008

Después de alcanzar la Final a Cuatro de la Euroliga en cuatro ocasiones consecutivas, el Tau Vitoria está empeñado en que este año sea el que se lleve, al fin, el título. Para ello ha sumado jugadores de calidad para complementar la gran plantilla que ya poseía y ha optado por un baloncesto más correoso, con Dusko Ivanovic como cerebro. El Real Madrid y el Joventut, en tanto, aspiran a meterse en la lucha por un título que el CSKA de Moscú, lastrado por las numerosas bajas sufridas, tiene muy difícil de retener.

Grupo C Joventut de Badalona y Baskonia serán los representantes españoles en el grupo C. Y, además, son los dos principales favoritos del grupo. Catalanes y vascos, con las bases de sus plantillas del año pasado, volverán a estar ahí peleando por estar en las rondas finales. El conjunto badalonés tendrá en la baja de Rudy Fernández su principal handicap. Para suplirle, han fichado a buenos jugadores como Pops Mensah-Bonsu y Simas Jasaitis que, junto a los Ricky Rubio, Demond Mallet, Edu Hernández-Sonseca y compañía quieren dar mucha guerra en esta Euroliga. El Tau Vitoria intentará otro año más meterse en la Final a Cuatro, a la que asistiendo los últimos cuatro años. La única baja de Zoran Planinic se ha visto compensada con los fichajes de Fernando San Emeterio, Mustapha Shakur y Stanko Barac. El conjunto vitoriano es uno de los más sólidos de Europa, muy competitivo cuando llegan los partidos importantes y tiene un entrenador, Dusko Ivanovic, que sabe dirigir equipos ganadores. Roma y Fenerbahçe estarán, de no producirse sorpresas, cerca de los equipos de arriba, con plantillas muy competitivas que pondrán en más de un apuro a los en teoría favoritos. Los italianos han fichado a la promesa americana Brandon Jennings, que junto a Sani Becirovic, Andre Hutson y Primoz Brezec, llegado de la NBA, forman una plantilla muy compensada y con mucha calidad. El Fenerbahçe tiene también una plantilla muy equilibrada y de mucha calidad, reforzada con un alero de prestigio llegado de la NBA, Goran Giricek. En su casa, sobre todo, habrá que tener mucho cuidado con ellos. Olimpija de Liubliana y Alba Berlín, con más limitaciones en sus plantillas, intentarán dar guerra a los demás equipos con trabajo e ilusión, sobre todo en sus canchas. Sin grandes estrellas, pero con mucha garra sus opciones por meterse en la siguiente fase pasan por intimidar a sus oponentes cuando viajen a Eslovenia y Alemania, respectivamente. Grupo D El Real Madrid se ha presentado como un equipo tremendamente físico, pero sin la frescura de otros años. Su dominio en la pintura lo protagoniza un incombustible Felipe Reyes que, a pesar de su veteranía, cada año sigue mejorando. La llegada de Quinton Hosley y Jeremiah Massey beneficiado al juego interior. Los dos norteamericanos, principalmente Massey, el más valorado en la pasada edición de la Euroliga, pueden aportar ese juego que tanto se esperó de Lazaros Papadopoulos y que aún no ha llegado por parte del pívot griego. El Madrid, además, ha fichado a Pepe Sánchez que, a pesar de sus 31 años, puede suplir a la perfección la baja del turco Kerem Tunceri. El gran rival de los madrileños será el todo poderoso CSKA de Moscú. El conjunto ruso es un firme candidato para el título pues, además de ganar en 2006 y 2008, lleva casi cinco años disputando la Final Four. Este año las bajas le pueden acabar pasando factura, ya que tanto Theodoros Papaloukas como David Andersen han abandonado sus filas. El jugador griego, motor del equipo, y Andersen, pilar básico en el interior de la zona, habían sido elementos claves en los últimos años. Para suplir su ausencia, el CSKA ha fichado a Zoran Planinic, caracterizado por su irregularidad, y a la gran estrella del pasado año, el ex jugador del Maccabi Terrence Morris. A pesar de la marcha de dos de sus mejores hombres, la plantilla no va a perder su eficacia ya que sigue contando con Matjaz Smodis o Ramunas Siskaukas, que querrán revalidar el título del pasado año. Otro de los equipos fuertes en este grupo, es el siempre correoso Partizán de Belgrado. Han perdido a dos jugadores muy importantes, Milt Palacio y Nicola Pekovic, pero son un claro ejemplo de superación ante las adversidades. La mejoría de Milenko Tepic y Uros Tripkovic puede ser la clave para el éxito del equipo. El resto de los equipos en este grupo D, son el Panionios, el Milán y el Efes Pilsen. Griegos e italianos son, quizá, dos de los conjuntos más débiles de la Euroliga. El primero se presenta con varios ex jugadores ACB como Ivan Zoroski o Goran Nikolic. Gran parte de su éxito dependerá del rendimiento de sus dos estrellas, los norteamericanos Aaron Miles y Lonny Baxter. Por su parte, el Milan posee un equipo que pretende llegar a un equilibrio entre veteranos y jugadores de un nivel medio. El Efes Pilsen, en tanto, se encuentra un paso por delante ambos. El conjunto turco cuenta con varios ex jugadores de la liga española, como Mario Kasun, que militó en las filas del Barcelona, o el propio Milos Vujanic. Charles Smith, jugador del Madrid hasta la temporada pasada, lidera un equipo que cuenta con otras dos estrellas más: Preston Shumpert y Bootsy Thornton.