Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

BALONCESTO

El Olympiacos revoluciona el panorama europeo

Por Pedro P. Merino / Zarek BodaTiempo de lectura4 min
Deportes23-10-2008

Los movimientos veraniegos han finalizado con el Olympiacos como nueva gran potencia continental. A base de millones, el equipo griego ha construido una plantilla temida, cuyo mayor objetivo es reconquistar el máximo trofeo continental. Un renovado Barcelona y los siempre competitivos Maccabi de Tel Aviv y Panathinaikos parten también entre los grandes favoritos al título.

Grupo A Dos equipos aparecen por encima de los demás, aunque analizando a las plantillas de cada uno, la igualdad puede ser la tónica predominante entre los, en teoría, poderosos. Maccabi de Tel Aviv y Olympiacos, por fichajes y por poderío económico son los conjuntos que deben marcar la pauta del grupo, con el Unicaja de Málaga cerca y al acecho. Los griegos del Olympiacos han sido el conjunto que más se ha movido este verano respecto a fichajes. A golpe de talonario han formado una plantilla plagada de estrellas, en la que destaca sobre todos el ex NBA Josh Childress. Junto a él, han llegado otros grandes del basket europeo como Yotam Halperin, Theo Papaloukas y Nicola Vujcic, que sumados a los ya presentes Lynn Greer, Ioannis Boroussis o Panagiotis Vassilopoulos que intentarán conseguir el título europeo después de muchos años de sequía. El Maccabi de Tel Aviv, que se quedó sin su gran ídolo y además canterano, Yotam Halperin, no perdió tampoco el tiempo en verano y fichó a un base de la NBA: Carlos Arroyo. Junto a él han llegado Marcus Brown y Jason Williams, que intentarán hacer olvidar al amplio abanico de pérdidas: Halperin, Terence Morris, Nicola Vujcic, Marcus Fizer, Vonteego Cummings y Francisco García. El Unicaja de Málaga, junto a la Cibona , estarán al acecho de los dos grandes. Los de la Costa del Sol se han reforzado bien con hombres como Omar Cook, Robert Archivald, Thomas Kelati y Richard Gomis. En contra, han perdido a Marco Popovic, Davor Kus, Daniel Santiago y Melvin Sanders. Los malagueños intentarán pelear por los primeros puestos con griegos e israelíes, para tener así un mejor cruce en el Top-16. Cibona de Zagreb, Le Mans y Avellino intentarán pelear por meterse en el Top-16. Serán los equipos que intenten poner en aprietos a los grandes del grupo. Los croatas, con una mezcla entre canteranos y americanos serán un conjunto duro en casa. Los franceses, con mucho poderío físico, no lo pondrán fácil en ningún partido, en especial en casa, donde mejor rindieron el año pasado. Mientras, el Avellino, que el año pasado realizaron una gran campaña y logró su primera clasificación para el máximo torneo continental, es la cenicienta, pero jugará sin ningún complejo. Grupo B En el Barcelona, el regreso de Juan Carlos Navarro tras su periplo por tierras americanas incrementa el potencial ofensivo de un conjunto que, con las incorporaciones de Daniel Santiago y David Andersen, se convierte en un auténtico peligro para el actual reinado europeo del CSKA. La dirección corre a cuenta de Jaka Lakovic y Andre Barreto. Tras realizar un gran final de temporada el año anterior, los azulgranas se presentan este año con la intención de hacer algo grande. Bajo el aro, Santiago, Andersen y Fran Vázquez se verán apoyados por el juego exterior de Ersan Ilyasova y Gianluca Basile. El conjunto catalán no lo tendrá fácil en su grupo, ya que se debe enfrentar con dos grandes colosos del baloncesto europeo: Montepaschi Siena y Panathinaikos. El equipo italiano se ha visto afectado por la marcha de jugadores tan importantes como Marvin Thornton o Drake Diener, aunque su estructura está tan bien conformada, pues sigue siendo uno de los aspirantes a meterse en la Final Four tras su buen rendimiento del año pasado. Las incorporaciones de Morris Finley y Henry Domercant incrementan el peligro de un conjunto que puede dar la sorpresa en más de una ocasión. Por su parte, el Panathinaikos se presenta con la intención de recuperar el orgullo perdido en la anterior campaña. La eliminación prematura de la última edición ha propiciado muchos cambios en el conjunto griego, que se ha visto obligado a prescindir de muchos de sus suplentes para traer hombres verdaderamente importantes que les devuelvan a la cima. Los fichajes de Nicola Pekovic y Antonis Fotsis se unen a jugadores ya veteranos en el equipo, como Sarunas Jasikevicius y la pareja de pívots formada por Kostas Tsartsaris y Mike Batiste. Todos ellos a las órdenes de un espléndido director de orquesta, Zeljko Obradovic. El resto de equipos que conforman el grupo B no se encuentran al nivel de estos tres clubes, aunque en la Euroliga siempre surgen sorpresas. El Zalgiris Kaunas no comienza muy bien la temporada debido a una crisis económica y a un cambio de entrenador. Sus grandes revulsivos son Loren Woods y Jonas Maciulis, que le deberían ayudar a acceder a la siguiente ronda. En la misma situación se encuentran el Prokom Sopot y el Nancy. El equipo polaco ha estado durante varios años en las quinielas y nunca ha llegado a nada. La figura de Pat Burke se une a la de los americanos Dan Swing o David Logan, los únicos que le pueden dar algo de brillo a un equipo sin muchas opciones. Por último, el Nancy francés, sin grandes jugadores en la plantilla, dispone de un juego rápido y físico. Liderados por Ricardo Greer y Rob Benson, intentarán superar las adversidades y evitar caer a las primeras de cambio.