Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

EMPRESAS

El Gobierno adelanta la rebaja del Impuesto de Sociedades

Por Laura MartínezTiempo de lectura2 min
Economía20-05-2006

El Gobierno ha adelantado al 1 de enero de 2007 la reducción destinada a las pequeñas y medianas sociedades (pymes). La rebaja de cinco puntos en el Impuesto de Sociedades que se cobra a éstas supondrá un coste para el Estado de unos 1.000 a 1.200 millones de euros.

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, ha subrayado que “hay un acuerdo para acelerar el recorte, que está pendiente de un análisis técnico para ver lo que implica y tener así un mejor conocimiento de la realidad en cuanto a la evolución fiscal de este año”. De este modo, las pymes disfrutarán el próximo ejercicio de un tipo reducido del 25 por ciento, mientras que las grandes empresas tardarán “de dos a tres años” en ver rebajado el suyo, el cual está ahora en el 35 por ciento. Respecto al debate de la ley de reforma fiscal, el pleno del Congreso rechazó las enmiendas del PP, IU-ICU, ERC y BNG, mientras que CiU llegó a un acuerdo con el Gobierno. El portavoz de Economía del Partido Popular, Vicente Martínez Pujalte, argumentó que la modificación no favorece la productividad ni aminora la presión fiscal y perjudica de forma considerable a las rentas medias. Mientras, el PSOE basó la defensa de su proyecto en el acuerdo de la reducción en cinco puntos del tipo para las pymes, la desaceleración del ritmo de eliminación de las deducciones por Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) y el mantenimiento del incentivo fiscal por la reinversión de beneficios extraordinarios. Para la patronal, estas medidas suponen una mejora destacable respecto al documento presentado inicialmente y permiten avanzar hacia un contexto fiscal europeo en materia de impuestos a las empresas sin que ello suponga la eliminación de incentivos fiscales. En términos generales, la parte de la reforma que más afecta a las empresas tiene como objetivo mejorar su competitividad, simplificar la estructura del impuesto de sociedades y conseguir una mayor generalidad en su aplicación. Además, se rebaja progresivamente en cinco puntos el tipo de gravamen de las entidades dedicadas a la exploración, investigación y exportación de hidrocarburos, hasta situarse en el 35 por ciento.