Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CATALUÑA

Los partidos catalanes mueven ficha más allá del Estatuto

Por Diana R. ValTiempo de lectura2 min
España03-12-2005

El líder de Convergencia i Uniò (CiU), Artur Mas, ha propuesto ser aliado del PSOE con el objetivo de garantizar la estabilidad gubernamental. Mas ha alegado que no quiere romper ningún pacto sino ser “más útil” para esta legislatura. Sin embargo, el presidente del Gobierno aseguró que no hay expectativas “más allá de la colaboración”.

Mas también remarcó que no hace esta oferta “en detrimento de nadie sino para el beneficio del conjunto” y que pretende ser un factor de estabilidad frente a las posturas extremas de Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) y del Partido Popular (PP). Por su parte, el secretario general de CiU, Antoni Durán i Lleida, aseguró que “cada vez hay mayor sintonía entre los socialistas y CiU” y que la federación “debería replantearse” formar parte del Gobierno para la próxima legislatura. En este sentido, Rodríguez Zapatero defendió desde Roma la colaboración y el diálogo entre el Gobierno y CiU, pero también aclaró que un pacto con el partido de Mas “no tiene en estos momentos posibilidad de concreción”. Además, el Partido Socialista de Catalunya (PSC) recibió positivamente esta oferta, pero su portavoz Joan Ferrán, advirtió que el partido nacionalista antes debe comprometerse a no pactar “nunca más con el PP”. Por otra parte, el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, declaró que el pacto entre CiU y el Gobierno no se ha producido antes porque “Rodríguez Zapatero ha preferido gobernar con el radicalismo de ERC”. Asimismo, la polémica sobre el Estatuto catalán también se agudizó tras el último comunicado de ETA, que produjo un cruce de acusaciones entre el PP y el PSOE. Todo comenzó a partir de unas declaraciones lanzadas por el secretario general del PP, Ángel Acebes, que manifestó que el último comunicado de la banda terrorista confirma que ETA es el tutor de la reforma del Estatuto. A partir de estas afirmaciones, el PSC pidió al presidente de la Cámara catalana, Ernest Benach, que investigue si las vinculaciones que estableció el miembro popular son delito y si pueden emprenderse acciones judiciales por ello. El portavoz parlamentario del PSC, Miquel Iceta, explicó que “el Parlament no puede asistir impasible al intento de confundir su tarea democrática con las acciones de la banda terrorista”. Por último, y para avivar aún más el debate, cinco miembros de las juventudes de ERC se encadenaron en la puerta de la sede de la cadena COPE en Madrid para pedir su cierre. Los manifestantes contaron además con el apoyo de dos diputados del partido republicano. Los jóvenes independentistas afirmaron en un comunicado que su acción es para “exigir respeto para la voluntad libre y soberana del Parlamento de Cataluña”.