Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

EL REDCUADRO

Junio: ¡a pagar!

Fotografía

Por Antonio BurgosTiempo de lectura3 min
Opinión25-06-2017

Los refranes españoles, en trance de pérdida como el águila imperial, pero sin Unesco ni WWF que los proteja, son una maravilla de acumulación de saberes y experiencias a lo largo de los siglos. Para que lo comprendan los más jóvenes, que casi los desconocen, estos compendios del saber popular vienen a ser como la Wikipedia de la experiencia de los más viejos del lugar. Hay refranes para todos los gustos y ocasiones. Algunos, divertidamente contradictorios, en los que no sabes a qué carta quedarte: si "a quien madruga Dios le ayuda" o "no por mucho madrugar amanece más temprano".

De origen agrícola y pueblerino como son en gran parte, los refranes tienen preciosidades sobre las estaciones del año y el almanaque. Hoy quiero fijarme en una hermosura sobre el mes mariano por excelencia que acaba de pasar: "Marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso". ¿Y a junio, cómo lo hacen? ¿Qué refrán hay sobre junio? Pues sobre junio no hay refranes, sino algo mucho más prosaico y doloroso: pago de impuestos. No hay impuesto en España que no tengas que pagar antes de que acabe junio, de golpe o a plazos. A Hacienda, tanto a la Agencia Tributaria como a las municipales de recaudación, les da igual cualquiera de las dos formas de cobro del rondeño don Juan de la Rosa que citar suele el profesor Olivencia: "Trincar la tela de golpe o irla soltando poco a poco". Así que si mayo es el mariano mes de las flores, junio es el mariano (Rajoy) mes en que te cobran todos los impuestos imaginables. Antes que acabe junio tienes que pagar, íntegro o en el primer plazo, el IRPF, vulgo "La Renta". Y el primer semestre del IBI municipal. Y el segundo trimestre del IVA, que si no te acaba el plazo el día 30, es como si lo fuera, porque le debes tener reunido al asesor todos los papeles que van a hacer que te crujan el 20 de julio, que es cuando acaba este San Fermín de la persecución del cotizante. Que al paso que vamos, impuesto a impuesto, limón exprimido a limón exprimido, van a acabar con la clase media, que todo lo soporta fiscalmente y que de nada se lucra: ni de subvenciones, ni de salario social, ni de pensión no contributiva, sin que, a cambio, reciba más que deficientes servicios públicos, notificaciones urgentes conminatorias de pagos o, en el peor de los casos, embargos de cuentas bancarias directamente. -

En junio, los chavales se ponen contentísimos, porque se acaba el cole y ya está aquí el veraneo. Pero los padres, ¡cogen una depresión! Pues entre el IRPF y el IBI y el IVA y algún impuesto municipal más que me parece que se me olvida, cual la tasa de basura, el vado del garaje o alguna gabela local de este porte, no saben si les va a quedar algo para el veraneo o van a tener la cuenta en rojo para llevar a los niños a esos quince días de playa que les han prometido y que las criaturas esperan con tanta ilusión.

En el segundo semestre del año no es igual. En el segundo semestre, el mes temible es noviembre, el mes de los muertos. ¡De los muertos todos de Hacienda, de la Agencia Tributaria y de los impuestos municipales! En noviembre te cobran el segundo plazo del IRPF y el tercer trimestre del IVA. Es decir, que lo adelantan un mes con respecto a las fiestas navideñas, y te puedes comer el turrón y disfrutar las Pascuas sin estas depresiones que algunos se cogen cuando les dicen que les sale a pagar y tela, o se enteran de lo muchísimo que ha les subido el Ayuntamiento el IBI del piso o del apartamento de la playa.

Yo este tema del cornetín de órdenes recaudatorias fiscales de junio lo llevaba directamente al Defensor del Menor, para que lo adelantaran a mayo. No hay derecho a que tantos niños se queden sin las prometidas vacaciones por culpa de la burrada de impuestos que sus padres han de pagar, todos en este mes de junio.

Fotografía de Antonio Burgos

Antonio Burgos

Columnista del diario ABC

Andaluz, sevillano y del Betis

** Este artículo está publicado en el periódico ABC y posteriormente recogido de AntonioBurgos.com por gentileza del autor