Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ANÁLISIS DE SOCIEDAD

Maestros

Fotografía

Por Almudena HernándezTiempo de lectura1 min
Sociedad30-09-2005

Un día resulta poca cosa para agradecer al maestro todo lo que hizo para enseñarnos a saber lidiar el toro de la vida. Algunos días el toro tiene las astas envueltas en la alambrada de la desesperación, o embiste al ritmo de la esperanza por un mundo mejor. Pero el maestro -que no sólo estaba en la escuela- también sabía que en los toriles del día a día hay bestias mansas, de peligro sordo y mirada peligrosa. Si sólo se agradece al maestro su labor durante un día, en cuántos segundos quedará recompensado el consejo del padre, los cuidados de la madre, el cariño de los abuelos. Son los maestros ignorados, aunque no cuelgue un título en la pared de la casa. El mundo también necesita maestros de este tipo; con los que se aprende lo importante desde chico, de los que enseñan los derechos, pero también los deberes; de los que sin grandes fórmulas matemáticas, aunque sea con la cuenta de la vieja, llegan a conclusiones sabias, como que verdades hay pocas y que el mejor camino del hombre es el que se dirige hacia el bien. Maestros hay muchos. También lo es el que cuida las ovejas en el campo mientras sobrevive a las modas de la modernidad. ¡Por supuesto! Es sabio el pastor, pues pocos como él conocen a fondo lo que significa el concepto de agua. Otros, muchos, prefieren evadirse de la cruz cotidiana y se emborrachan con el alcohol de la irresponsabidad, la falta de compromiso y el materialismo. Por desgracia, mañana serán ellos quienes enseñen a nuestros hijos.

Fotografía de Almudena Hernández

Almudena Hernández

Doctora en Periodismo

Diez años en información social

Las personas, por encima de todo