Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

TOROS

Ángel Luis ¬Bienvenida¬ y ¬Espartaco¬, medalla de las Bellas Artes

Por Almudena HernándezTiempo de lectura2 min
Espectáculos19-12-2003

Mal que pese a algunos, la Fiesta de los toros es arte. Más aún, es una de las Bellas Artes que debe conocer todo español, pues está presente en él. Y eso no quiere decir que debe gustar a todo español. La trayectoria de dos toreros de este ámbito huérfano de las administraciones, del todo visible cuando aparecen conflictos como el del mal de las vacas locas o el Decreto 1047, ha sido reconocida ahora por el Ministerio de Cultura, órgano que debería proteger a la Fiesta.

El Consejo de Ministros ha aprobado el viernes de la semana pasada, a propuesta de la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, conceder las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes a Ángel Luis Mejías Bienvenida y Juan Antonio Ruiz Espartaco. "Estos galardones se conceden para distinguir a las personas y entidades que hayan destacado de modo eminente en el campo de la creación artística o cultural o hayan prestado notorios servicios en el fomento, desarrollo o difusión del arte y la cultura o en la conservación del Patrimonio Artístico", según afirma el comunicado del propio Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El más veterano de los matadores galardonados es Ángel Luis Mejías Jiménez, que nació Sevilla en 1924. Destacó como novillero en la posguerra. Prueba de ello fue la tarde de su debut en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, en 1943, donde tuvo que dar tres vueltas al ruedo después de último novillo. También fue una tarde histórica la de su alternativa, y otras posteriores con el mismo cartel: los tres hermanos, Pepote, Antonio y Ángel Luis. A partir del año 1957, Ángel Luis apoderó a sus hermanos Juan y Antonio, y luego a otra figura del toreo, Antonio Ordóñez, entre otros. En la actualidad representa a la dinastía que orgullosamente acompañó en los carteles a su nombre artístico: los Bienvenida. Juan Antonio Ruiz Román Espartaco, también procede de una familia torera, pues es hijo y hermano de toreros. Nació en Espartinas (Sevilla) en 1962, y tomó la alternativa en el coso de la Merced de Huelva el 1 de agosto de 1979, siendo padrino Manuel Benítez El Cordobés, y testigo Manuel Cortés. La confirmación la hace en la plaza de Las Ventas de Madrid, el 25 de mayo de 1982. También fue éste un cartel de lujo: de padrino actuó Francisco Rivera Paquirri y de testigo Julio Robles. Luego llegarían las marcas. De los años 1986 a 1991 consigue el primer puesto del escalafón escalafón de corridas toreadas. El año 1990 destaca con 107. Se despidió en Sevilla el 29 de septiembre de 2001.