Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Un fotógrafo denuncia el trato recibido por los escoltas del Príncipe Felipe

Por Cristina FuertesTiempo de lectura1 min
Comunicación21-12-2003

El fotógrafo de la agencia Teleobjetivo Paco Ginés ha denunciado el trato recibido por los escoltas del Príncipe Felipe y su prometida, Letizia Ortiz, por haberles hecho unas fotografías mientras estaban comprando en un centro comercial de La Moraleja.

Desde que la Casa Real anunciara el compromiso del Príncipe Felipe con Letizia Ortiz, los fotógrafos buscan la imagen en la que los dos enamorados se muestren gestos de aprecio. Sin embargo, los escoltas del Príncipe evitan que el visor intente captar cualquier momento romántico entre los prometidos. El incidente se produjo en un centro comercial de La Moraleja. Allí, los prometidos estaban comprando. Francisco Ginés descubrió quiénes eran los que estaban comprando y les retrató. Sin embargo, los escoltas se dieron cuenta y le pidieron la documentación. Después de que el fotógrafo les mostrara sus credenciales, los escoltas le obligaron a darle la tarjeta de la cámara. En este momento, Francisco Ginés se negó y optó por tirar la tarjeta a unos arbustos cercanos. Acto seguido, los escoltas le condujeron a un pequeño cuarto donde le retuvieron durante 15 minutos y le obligaron a desnudarse, mientras que le amenazaban verbalmente. Al parecer, el equipo de seguridad de Felipe de Borbón quería evitar a toda costa que el material fotográfico viera la luz. El director de la agencia Teleobjetivo ha declarado que las fotografías están en su poder y que espera que puedan salir a luz en próximas semanas. Con respecto a lo ocurrido, la Zarzuela ha desmentido la versión de Francisco Ginés y ha afirmado que se tomaran medidas de control porque el hombre perseguía al Príncipe y portaba un bulto sospechoso. Mientras que el mundo de la prensa se indignó ante tal hecho, el presidente de la Asociación Española de Escoltas aclaró que “los miembros de seguridad que les acompañan trabajan continuamente con el riesgo de que la Casa Real es un objetivo prioritario para la banda terrorista ETA” y por ello se encuentran “sometidos a una gran presión”.