Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Los países del Mercosur y los andinos se unen para reforzar su posición comercial

Por Ana Romero VicenteTiempo de lectura2 min
Economía20-12-2003

Los países de América del Sur cada vez están más convencidos de que la unión hace la fuerza. Por eso, las naciones que forman el Mercosur y el CAN acaban de firmar un acuerdo que favorece la integración de Sudamérica. El proyecto es crear una zona de libre comercio en los próximos 10 años, lo que también ayudaría a entablar más y mejores relaciones comerciales a nivel internacional.

El Mercosur, que fue creado en 1991 como unión aduanera entre Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, ha firmado un acuerdo con otro de los bloques más importantes de América del Sur, el CAN. Se trata de la Comunidad Andina de Naciones, integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, que ahora pasa a ser miembro asociado externo al Mercosur. Esta nueva alianza se entabló la semana pasada en la vigesimoquinta cumbre del Mercosur en Montevideo. La capital uruguaya acogió a invitados no habituales como Pascal Lamy, comisario europeo de comercio; Ígor Ivanov, ministro de Exteriores de Rusia, o al primer ministro de Angola, Fernando Dias dos Santos. Esta cumbre prometía más que las anteriores: ampliar el horizonte en las negociaciones sobre el ALCA, el tan polemizado Área de Libre Comercio de las Américas. Durante las reuniones que se celebraron, tanto los países del CAN como los del Mercosur lograron llegar a un acuerdo sobre el 90 por ciento de los capítulos en los que discrepaban hasta hace poco. Se hace evidente que pusieron todo de su parte para que el compromiso saliera adelante, ya que cedieron en uno de los asuntos más delicados. Desde hace tiempo, países más pequeños como Paraguay o Uruguay protestaban por el evidente desequilibrio y consiguiente desventaja que tienen respecto a países más fuertes como Brasil o Argentina. Para solventar este problema, en la cumbre se reconoció que las protestas estaban justificadas y se decidió la creación de un Fondo de Compensación, que ayudará a fortalecer las economías más débiles. En la cumbre también se aprobaron otros asuntos, como la nueva integración de Perú en el Mercosur como Estado Asociado, condición que también tienen Chile y Bolivia. Por otra parte, Argentina insistió a Brasil en la necesidad que hay de institucionalizar el Mercosur. Es decir, de dotarle de un parlamento, un instituto monetario y un tribunal permanente encargado de resolver los conflictos comerciales. De esta forma se fortalecería internamente el bloque, algo indispensable para que también lo esté de cara al exterior, en cuanto a inversión y comercio con países extranjeros se refiere.