Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Copa del Rey

El Barça lo quiere todo

Por Luis PrietoTiempo de lectura2 min
Deportes26-01-2018

El objetivo era remontar y a los 25 minutos ya lo habían hecho. Dos goles tempraneros que hacen justicia a una nueva exhibición culé ante un flojo Espanyol. El Barça traía deberes pendientes del partido de Cornellá, pero como buen alumno que está siendo esta temporada se los quitó pronto y se dedicó a esperar la nota: El pase a semifinales.

La Copa apetece, o al menos a Valverde. El entrenador sacó a su equipo de gala (salvo Vidal y Cillessen) y neutralizó al rival desde el pitido inicial. Quique Sánchez Flores pobló el centro del campo y confió todo el ataque en Moreno, que desperdició la más clara que tuvo su equipo en el partido.

Con Busquets de destructor y Rakitic e Iniesta asociándose con Messi el espectáculo estaba asegurado. Da igual que sea Liga o Copa, da igual que sea de día o de noche, da igual el rival… Cada partido que juega el Barcelona es una muestra de lo que es el fútbol. 

Con el Espanyol encerrado atrás buscando cazar alguna contra los culés volcaron el ataque por las bandas. A los 8 minutos, tras varios avisos del Barça en forma de córner, Aleix Vidal recibió un balón de Messi, lo colgó al área y Suárez se encargó de hacer el resto. El uruguayo parece haber recuperado su acierto de cara a gol y el público barcelonista lo agradece.

Con el tanto los periquitos recularon más y el Barça se hizo con el control total del partido. Pau fue el mejor de su equipo, pero ni con esas logró parar el vendaval rival. No había pasado ni media hora cuando Messi puso el tanto que daba la vuelta a la eliminatoria. El argentino aprovechó un fallo defensivo del Espanyol para recoger rápido el balón, conducirlo paralelo al área y realizar su disparo clásico. Todo lo logrado en el partido de ida lo perdía el equipo de Quique en poco más de 20 minutos.

En la segunda parte Quique reaccionó, despobló el centro del campo y dio entrada a Batistao, pero el daño ya estaba hecho. El Espanyol se dedicó a defender en su campo y lanzar balones sueltos esperando que la velocidad de sus delanteros hiciera maravillas, pero luchar contra el Barça de esta forma es un suicidio. El equipo de Valverde está muy trabajado, con continuas ayudas en defensa y una eficacia en ataque demoledora. Tan bien iba el partido que hasta Coutinho tuvo sus minutos. El portugués volvía de una lesión y debutó con el Barça de la mejor forma, dejando detalles en ataque y dando claridad a la salida de balón.

Aunque un gol metía al Espanyol en semifinales la tensión fue mínima.  Messi se cosió el balón al pie y dio inició a lo que sería la parada del partido: 2 remates a bocajarro de Suárez y Rakitic en los que Pau actuó sobresaliente. El Espanyol metía miedo por el hecho de estar a un solo gol, porque las ocasiones brillaron por su ausencia.

El Barcelona vuelve a semifinales de la Copa del Rey metiendo miedo. A falta de conocer su próximo rival parece claro que este equipo es el favorito para llevarse el título, un título que le acercaría, visto lo visto, a un posible triplete.