Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Unión Europea

Rajoy pide más cooperación para acabar con mafias y terroristas

Por Javier Álvarez LagoTiempo de lectura3 min
España29-08-2017

El Palacio del Elíseo acogía una reunión el pasado lunes 28 de agosto en la que varios presidentes europeos y africanos debatieron sobre el terrorismo internacional y, especialmente, sobre la inmigración irregular. Los asistentes a la reunión fueron: Angela Merkel, la canciller alemana; Mariano Rajoy, líder del ejecutivo español; Emmanuel Macron, presidente francés; Paolo Gentilioni, primer ministro italiano; Mahamadou Issoufu, presidente de Níger; Idriss Déby, presidente del Chad; Fayez al-Sarraj, primer ministro de Libia; y Federica Mogherini, Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea.

La declaración conjunta firmada por estos altos mandatarios se centra en la inmigración irregular, siendo el objetivo frenar esta práctica. Y es que, mientras que "la migración y la movilidad bien gestionadas son mutuamente beneficiosas para los países de origen, tránsito y destino", los firmantes consideran que la inmigración irregular es absolutamente nociva, ya que dificulta el desarrollo en los países de origen, favorece el tráfico de personas (así como el de armas y drogas, ya que las mafias dedicadas a este lucrativo negocio suelen diversificar su beneficio en un mismo viaje) y provoca no pocas muertes y violaciones de derechos humanos a los propios migrantes, que huyen de países en los que no encuentran oportunidad alguna.

Por ello, entre las principales medidas acordadas se encuentran, además de la necesaria mejora de la cooperación entre estos países, un aumento de la vigilancia y el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad africanos para combatir contra este fenómeno, mientras que los representantes europeos afirman que trasladarán al resto de líderes de la UE la necesidad de aumentar la ayuda económica a estos países. Asimismo, los firmantes también declaran que siguen comprometidos "con el establecimiento de un nuevo sistema europeo común de asilo que debe encontrar el justo equilibrio entre la responsabilidad y la solidaridad con los Estados miembros que gestionan una frontera exterior y asegurar la resiliencia a futuras crisis". Para evaluar la correcta implementación de estas medidas se creará un equipo de seguimiento.

La rueda de prensa posterior ha estado encabezada por Emmanuel Macron, quien ha dicho que la "solidaridad, humanidad y eficiencia" deben ser los principios que rijan la actuación en esta materia. Sin embargo, para conseguir algún éxito en esta cuestión, Macron considera que "esto tiene sentido sólo si es parte de una política a largo plazo" en el seno de la UE. Mientras tanto, otros líderes, como Angela Merkel, han destacado que es un imperativo moral el actuar para salvar estas vidas.

Por su parte, Mariano Rajoy ha empezado su comparecencia agradeciendo a los presentes las muestras de solidaridad recibidas tras los atentados de Cataluña. En relación al terrorismo internacional, Rajoy ha afirmado que esta es una "batalla que tenemos que librar entre todos", alabando especialmente la cooperación reciente entre España, Francia y Marruecos tras estos ataques.

Según el líder español, además de la cooperación, los objetivos fundamentales son la lucha contra la radicalización en internet, el congelamiento de los activos financieros del terrorismo y la creación de una Carta Europea de los derechos de las víctimas, lo que Rajoy considera que produce "un mensaje de fuerte compromiso con los principios de memoria, dignidad y justicia". Cabe destacar que Rajoy ha anunciado que planteará una nueva reunión del G-6 para antes de noviembre para coordinar la lucha antiterrorista europea.

En lo que respecta a la inmigración irregular, Rajoy ha destacado que es un tema muy importante "que tiene consecuencias y ninguna buena para todo el mundo, tanto para los países de origen como los países de tránsito como para los países de destino". El objetivo aquí, según el presidente español, es evitar las muertes de los migrantes, eliminar a las mafias que juegan con sus vidas, cooperar para el control de las costas y fronteras y generar desarrollo en los países de origen para evitar que la gente huya de ellos por razones económicas.