Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Política

Rajoy y Felipe VI se reúnen en Palma de Mallorca

Por Javier Álvarez LagoTiempo de lectura2 min
España08-08-2017

Como curiosidad, cabe destacar que el encuentro entre ambos, y la posterior jornada, ha transcurrido con retraso debido a que Mariano Rajoy (que acababa de llegar de Pontevedra, donde ha pasado sus vacaciones) ha sufrido un ataque de lumbago. Tras el encuentro eminentemente dicho, ha tenido lugar una comida en el Palacio, tras la cual el líder del Gobierno español ha comparecido en rueda de prensa para explicar las claves de su despacho veraniego con el Rey.

En primer lugar, Rajoy ha comunicado al Rey que los a su juicio magníficos datos de la pasada EPA apuntan a que "debemos seguir manteniendo la política económica" actual para conseguir la meta de los 20 millones de empleos para 2020, si bien el presidente confía en que esto se pueda lograr un año antes. Asimismo, el jefe del ejecutivo ha destacado la importancia que tiene para España el turismo, sector de actividad que supone más del 11% del PIB nacional y que da trabajo a más de dos millones de personas. Por ello, Rajoy insiste en que hay que "mimar", proteger, esta actividad.

Y es que el jefe de Gobierno ha trasladado a Felipe VI novedades como los recientes brotes de turismofobia en Cataluña y en la propia Palma de Mallorca o las aglomeraciones que tienen lugar en el aeropuerto de El Prat. Así, para ambos temas Rajoy pide "responsabilidad, sensatez y sentido común" al resto de actores políticos. En cuanto a la primera cuestión, ha afirmado que "no me gustan los extremistas radicales que creo que proliferan, por poco tiempo, demasiado en este país", mientras que respecto a la segunda cuestión ha criticado lo que considera un uso partidista del conflicto por parte de otras esferas de gobierno, remarcando que en el resto de aeropuertos españoles la situación es absolutamente normal.

Temas económicos aparte, otro tema fundamental que ha vertebrado este encuentro, al menos según Rajoy, es la situación política que vive Cataluña. Así, el presidente del ejecutivo ha dado a conocer que recurrirá ante la Justicia la ley, presentada recientemente en el Parlament por JxSí y la CUP, por la cual se regla el referéndum del próximo 1 de octubre, ley que Rajoy tacha de "nueva patada al sistema democrático". Por ello, mientras reiteraba una vez más que no tendrá lugar el plebiscito, pedía tanto a Ciudadanos como al PSOE "ir juntos" en esta cuestión, ya que considera que los tres partidos están "de acuerdo en lo fundamental". Además, sin sus apoyos (sin los del PP y los del PSOE, especialmente) es difícil que salga adelante cualquier reforma constitucional.

Por último, Rajoy también ha trasladado a Felipe VI la valoración que tiene el Gobierno de la situación actual de Venezuela. Así, Rajoy ha destacado que no reconoce ni a la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro "ni a ninguna de las decisiones que esta Asamblea adopte" en el futuro. También ha exigido a su homólogo venezolano que condene sin paliativos la violencia que salpica el país, que libere a los más de 600 presos políticos (según la OEA) que malviven en sus cárceles y que celebre inmediatamente elecciones libres y democráticas.