Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

FÓRMULA 1

Vettel hace el Mundial un poco más suyo

Por Luis PrietoTiempo de lectura2 min
Deportes28-05-2017

La constancia tiene premio, y el duro trabajo de Vettel también. El alemán se ha adaptado a la perfección a Ferrari y con la de hoy son 3 las victorias en esta temporada, lo que le permite permanecer en lo más alto de la clasificación aventajando 25 puntos a Hamilton. No fue el día del inglés que arrastró la mala clasificación del sábado y comprobó cómo en Mónaco es muy difícil adelantar.

Mónaco, que nos tiene acostumbrados a carreras con muchas sorpresas, fue esta vez un gran premio de lo más tranquilo. Kimi salía desde la pole y suya fue la carrera hasta el "pit stop". Ferarri no quiso problemas y apostó por una carrera limpia entre sus pilotos, que se acabó decidiendo en la estrategia. El número 1 del equipo volvió a salir mejor parado, pero es lo que tiene serlo y poder elegir cuándo parar. Kimi lideró 34 vueltas sin sobresaltos hasta que el equipo decidió pararle, una decisión no del todo acertada. Kimi salió con tráfico y Vettel tiró a más no poder durante cinco vueltas, las suficientes para parar y salir primero por delante de su compañero.

Ferrari aprovechó el desastre de Mercedes en la clasificación para poner un colchón importante en el Mundial. Hamilton salía 13º con ultrablandos, pero en la salida solo consiguió pasar a Vandoorne. Hacer milagros en Mónaco, sin ayuda de la lluvia o accidentes, es muy complicado y el inglés tuvo que hacer una carrera de autocontrol para no cometer errores.

Sainz hizo una muy buena salida y mantuvo a ralla a Checo Pérez en la primera vuelta para lograr estar en zona puntos durante toda la carrera. El español fue el encargado de frenar a Hamilton en las últimas vueltas y salvar un magnífico sexto puesto que dice mucho menos de lo que fue su gran conducción y la paciencia que tuvo para frenar al campeón de Mercedes.

La pelea por el tercer puesto fue lo más emocionante. Verstappen paró el primero para tratar de adelantar a Bottas pero no lo consiguió. Ricciardo sí se llevó el premio y adelantó a Bottas con un buen juego de estrategias.

Button, que fue el sustituto de Fernando Alonso en esta carrera, no estuvo muy acertado. Rodó siempre muy atrás y tuvo un choque con Wehrlein en el que el coche del alemán acabó volcado. Ambos pilotos abandonaron. Con la puesta en escena del coche de seguridad todos los pilotos se amontonaron y se palpó la tensión. Pérez rozó a Vandoorne y el segundo McLaren se vio obligado a abandonar cuando estaba en posición de puntos. El mexicano también adelantó a Massa y Kvyat para acabar 13º. 

No fue la tarde de Mercedes y sí la de Ferrari que logró romper la mala racha de 15 años sin ganar en Mónaco. El Mundial (tanto el individual como el de constructores) se tiñe de color rojo. Ya son 3 las victorias en esta temporada para la escudería italiana, el resurgir de un equipo que aspira a todo.