Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Brexit

Europa reafirma sus prioridades ante el Brexit

Por Javier Álvarez LagoTiempo de lectura2 min
Internacional22-05-2017

El Consejo de Asuntos Generales de la UE se reunió la mañana del lunes de cara a reafirmar la posición en bloque de la UE ante el proceso que separará de su seno al Reino Unido. Entre las prioridades de Europa se encuentran el respeto a los derechos de los ciudadanos (de los comunitarios residentes en Reino Unido y viceversa), el cumplimiento de las obligaciones presupuestarias previamente contraídas por este país y la creación de un marco jurídico adecuado. Las negociaciones comenzarán tras las elecciones británicas del 8 de junio.

Los 27 miembros de la UE han reafirmado su posición sobre el Brexit al secundar tanto las recomendaciones elaboradas por el Consejo Europeo, que aprobó en el mes de abril el inicio de las negociaciones tras solicitar Reino Unido formalmente el proceso de ruptura, como las directrices dictadas al efecto desde la Comisión Europea, que ha sido designada formalmente como la responsable de las negociaciones en esta reunión. A estos efectos, el negociador jefe elegido por la UE para llevar a cabo esta separación, Michel Barnier, ha recalcado que las negociaciones deben darse obligatoriamente en un marco de transparencia y buena fe.

Así, según la UE, el objetivo prioritario es velar por el interés de sus ciudadanos. Europa busca que los comunitarios residentes en Reino Unido mantengan buena parte de sus derechos ofreciendo, por contrapartida, hacer lo propio con los nacionales de este país que vivan en un país miembro de la UE. Asimismo, ha reiterado el compromiso europeo de limitar al máximo la incertidumbre, tanto económica como jurídica, que de este hecho pueda derivarse, comprometiéndose a seguir manteniendo buenas relaciones con el país británico, si bien advierte que este ya no podrá poseer los mismos derechos y ventajas que un estado miembro.

Por su parte, la UE ha recalcado que no hará concesiones al país gobernado por Theresa May en lo que a obligaciones presupuestarias se refiere. Por ello, Reino Unido deberá abonar a la UE el importe derivado de los compromisos previamente adquiridos, incluyendo todas aquellas partidas del presupuesto comunitario ya aprobadas, y todos los gastos que se produzcan a raíz del propio Brexit. La UE es partidaria de un único acuerdo financiero que englobe todas estas cuestiones.

Por otra parte, la UE ha afirmado que no permitirá a Reino Unido elegir \"a la carta\" lo que desea mantener del mercado común, pues es de la opinión de este no es posible sin la libre circulación de mercancías, capitales, servicios y personas, rechazando de pleno la posiblidad de que este exista sin alguna de estas cuatro libertades. También emplaza al Gobierno de la nación a continuar con el proceso de paz con Irlanda del Norte, y a velar a por que no se produzca un endurecimiento de sus fronteras con la Republica de Irlanda. Por ello, insta a mantener y consolidar los compromisones adoptados a raíz del Acuerdo del Viernes Santo.

Por último, es destacable que, pese a que la UE ha dado ya el visto bueno para que comiencen las negociaciones, emplaza el inicio de estas a los días posteriores al 8 de junio, fecha en la que están programadas las elecciones generales de Reino Unido en las que saldrá elegido el próximo primer ministro. Así, será el pueblo de este país quien decida a quien mandar a las negociaciones.