Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

EUROPA LEAGUE

El Celta se cuela entre históricos para hacer historia

Por Nacho MartínezTiempo de lectura2 min
Deportes21-04-2017

El Celta de Vigo sigue soñando con hacer historia ganando la Europa League. Para ello deberá competir en semifinales con históricos del fútbol europeo, equipos de mucho nombre como el Lyon, el Ajax y el Manchester United. Su empate en Bélgica frente el Genk le permitió hacer bueno el resultado de Balaídos y colarse como invitado especial a la fiesta de los grandes, la fiesta de los cuatro mejores conjuntos de la segunda competición continental.

El Celta ya está en semifinales. Los pupilos de Berizzo están a un paso de alcanzar el premio de jugar el partido de su vida y el más importante en la modesta historia del conjunto celeste. El sueño sigue vivo y vale la pena dejarse la piel para hacerlo realidad porque además del título está en juego poder disputar la Champions de la temporada que viene. No será para nada fácil porque en semifinales se tendrá que medir con Ajax, United o Lyon, cuatro equipos que asustan con sólo nombrarlos. Sin embargo, los gallegos vienen demostrado desde hace unos años y han demostrado a lo largo de la presente competición que son capaces de competir y ganar a cualquiera.

Un golazo de Pione Sisto puso por delante al Celta en Bélgica y le dio la tranquilidad suficiente para gestionar la renta conseguida en el partido de ida. El delantero danés se sacó un latigazo impresionante que entró como una exhalación en la portería rival. No obstante, el Genk consiguió igualar la contienda en la primera mitad pero el conjunto celeste se mostró sólido en defensa y supo aguantar el 1-1 que le clasificaba. Es cierto que un gol en contra les pudo apear pero en ningún momento los belgas dieron la sensación de poder eliminar a los gallegos.

Los otros tres choques de cuartos de final se tuvieron que decidir en la prórroga, y en el caso del Besiktas-Lyon se llegó incluso a los penaltis. El partido en Estambul fue tremendamente igualado y un regalo de juego y ocasiones para los aficionados al fútbol. Ambos equipos gozaron de varias oportunidades para impedir que el encuentro se alargara pero finalmente fue el que más se dilató. Llegaron a una tanda de penaltis que perecía iba a ser eterna, todos los lanzamientos estuvieron magistralmente ejecutados hasta que llegó el turno de los defensas, que fallaron tres de los últimos cuatro disparos. El Lyon se llevó al final el gato al agua.

El Manchester United de Mourinho también sufrió mucho para pasar de ronda. El conjunto inglés, a pesar de adelantarse en el marcador, no logró doblegar a un Anderlecht combativo y tuvo que recurrir al tiempo extra para marcar el gol que le diera la clasificación. Aún así, sigue siendo el equipo más temido y al que nadie se quiere enfrentar en semifinales. Por su parte, el Ajax tuvo que hacer un milagro para meterse en el bombo. Derrochó primero la ventaja de dos goles que traía de Amsterdam y estuvo durante muchos minutos de la prórroga eliminado ya que el Shalke se puso 3-0. Pero los holandeses no se rindieron y con un hombre menos lograron marcar por partida doble y zanjar así su clasificación.