Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Crecimiento

Rajoy estima que el PIB llegará al 2,7%

Por Paloma SztrancmanTiempo de lectura2 min
Economía20-04-2017

El anuncio lo ha hecho el propio presidente durante la clausura de la Asamblea General de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en la celebración de su 40 aniversario. La previsión de Rajoy eleva las suposiciones iniciales que situaban el PIB en torno al 2,5%. Pese a la mejora económica que podría suponer ese porcentaje, Rajoy califica la nueva previsión como “realista y prudente”.

Con la previsión que el presidente si se ha mostrado más optimista es la que respecta a las cifras de nuevos empleos y personas trabajando. “Todo esto nos llevará a que se pueda crear 500.000 puestos de trabajo al año. Y llegar a 20 millones de personas trabajando” ha declarado. Está planeado que la nueva previsión se materialice el próximo 28 de abril en el Consejo de Ministros.  

En el discurso que justificaba la revisión de la previsión sobre el PIB resalta la tendencia de crecimiento en el primer trimestre de 2017 y se remontaba a los años más difíciles de la crisis económica, en los que el propio Rajoy inició su mandato. Rajoy dio cifras exactas: 3.800.000 empleos perdidos, un 10% menos en la riqueza del país, el descenso de 70.000 millones en la recaudación pública y el riesgo de un rescate económico. Aseguró que haber evitado el rescate ha sido una de las claves en la mejora económica de España.

Teniendo estos datos en mente, aseguró que “la situación ha cambiado mucho y para bien”. Y quiso agradecer a la gente que había hecho posible esa mejora. “La situación es radicalmente distinta, por los esfuerzos de todos, por los sacrificios de muchos, pero ha merecido la pena y nos debe servir para aprender lo que tenemos que hacer en el futuro” apuntó el presidente del Gobierno.

Asimismo, Rajoy ha querido destacar que la forma que ha tenido España de salir de la crisis es remarcable y se ha visto con buenos ojos por otros países. Y sin embargo, afirma que queda mucho por hacer. “Esto ha cambiado mucho y para bien, pero no es suficiente. Hay que continuar con las políticas de consolidación fiscal, no se puede bajar la guardia. No se puede dar marcha atrás en las reformas emprendidas, desandar el camino de las reformas sería tanto como desandar el camino de la recuperación. No hay que caer en la autocomplacencia, debemos seguir con las políticas reformistas. No podemos olvidar a quienes peor lo han pasado durante la crisis y menos a las personas a las que todavía no ha llegado la recuperación”.