Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Familia

La riqueza de las familias españolas aumenta un 3%

Por Paloma SztrancmanTiempo de lectura2 min
Economía17-04-2017

Los datos los ha desvelado un informe del Banco de España. La cifra concreta que da el organismo es que la riqueza neta de las familias en España durante los tres últimos meses de 2016 se situaba en torno a 1.319.827 millones de euros, un número que además de aumentar un 3% en comparación con el mismo período en 2015, es un aumento del 2,3% respecto al anterior trimestre de 2016.

Para calcular la riqueza de las familias, el informe ha tenido en cuenta la diferencia entre los ahorros y las deudas de los hogares. Y de acuerdo con los datos, la deuda en los hogares se ha ido reduciendo gradualmente, pues al finalizar el año llegaba a los 770.028 millones de euros, una cifra que supone una reducción en un 0,3% respecto al trimestre pasado y un descenso de un 1,5% a la deuda de 2015.

Banco de España apunta a una recuperación económica en los hogares de las familias, pues según se indica en el informe, la riqueza alcanzada en los últimos meses del pasado año es comparable con los niveles económicos que se daban en los años anteriores a 2007, es decir, los años anteriores a la crisis. Y entre las mejoras de la economía en los hogares, se destaca que ha aumentado la cantidad monetaria que se invierte en acciones, ya que al finalizar 2016, los 155.313 millones de euros invertidos suponen un 3% más de inversión comparado con el período anterior.

Centrándose en el desglose de los activos financieros, el informe afirma que el 41% de los activos totales de los hogares se hallaba en efectivos y depósitos; el 25% en forma de participaciones en el capital; un 17% era el porcentaje que correspondía a  seguros y fondos de pensiones; y un 13% de los activos eran participaciones en fondos de inversión. Todos estos activos al finalizar el 2016 alcanzaban la cifra de 2,090 billones de euros, un aumento de un 1,4% en comparación con el pasado 2015.

Los autores del informe han explicado que este aumento se debe a que durante todo el 2016, se adquirieron activos financieros netos por un valor de 39.000 millones de euros, que posteriormente se vio influenciado por una pérdida de valor de 11.000 millones debido a la bajada de las cotizaciones bursátiles.

En el documento publicado, el organismo financiero también relaciona los activos netos con el PIB. Y el resultado establece que los activos suponen un 118,5 % del PIB, lo que se traduce como un 0,5% menos si se compara con el año anterior.