Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Estados Unidos

Un juez suspende indefinidamente el veto migratorio de Trump

Por Beatriz Alcántara GilTiempo de lectura2 min
Internacional30-03-2017

El juez de Hawái Derrick Watson suspendió de forma indefinida este miércoles el veto migratorio instaurado por Donald Trump. La orden aprobada por el presidente de Estados Unidos prohibía la entrada al país durante 90 días a los inmigrantes de seis países con mayoría musulmana (Irán, Siria, Sudán, Libia, Somalia y Yemen). Washington, Oregon, Nueva York y Massachusetts son los otros cuatro estados que bloquearon también el veto migratorio.

Derrick Watson, juez con sede en Honolulu, ha extendido indefinidamente el bloqueo al veto migratorio de Trump que había ordenado de forma temporal el pasado 15 de marzo. El juez considera que el Gobierno no ha realizado ningún cambió en la medida sobre migración durante los dos últimas semanas que le lleve a modificar su bloqueo. La suspensión del veto migratorio continuará hasta que se resuelva la demanda que Hawái presentó contra el mismo. El Gobierno de Donald Trump puede recurrir esta decisión ante el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, inmediatamente inferior al Tribunal Supremo.

El magistrado de Hawái considera que teniendo en cuenta el "contexto histórico" de la situación, el veto migratorio "está lleno de intención religiosa, ofensas y es un pretexto obvio". Además, el juez considera que esta decisión perjudica a los ciudadanos y a la economía de su estado. El bloqueo indefinido aprobado por el juez Watson proviene de la orden del demócrata Douglas Chin, el fiscal general general de Hawái.

Según el fiscal, el veto migratorio de Trump es un "letrero de luz neón que dice: no musulmanes, no musulmanes". "Bajo la excusa de la seguridad nacional, apunta a los inmigrantes y los refugiados. Esto deja la puerta abierta para todavía más restricciones" especificó el fiscal Chin mediante un comunicado oficial.

Donald Trump firmó el decreto de este segundo veto migratorio el pasado 6 de marzo. Esta medida conllevaba la prohibición durante 90 días a la entrada de inmigrantes procedentes de Siria, Sudán, Irán, Libia, Somalia y Yemen, países con mayoría musulmana, y una prohibición de 120 días en la entrada a los refugiados.

Este segundo veto migratorio tenía varias diferencias con el primero firmado por Trump. La primera orden prohibía de forma indefinida la entrada al país estadounidense de todos los refugiados y suspendía también los visados de los ciudadanos procedentes de Irak. El primer veto migratorio también prohibía la entrada de las personas procedentes de Siria, Sudán, Irán, Libia, Somalia y Yemen que ya contaban con la residencia permanente. Además, tenía claras referencias religiosas que el Gobierno eliminó en el segundo decreto.

El primer veto migratorio del nuevo Ejecutivo de Estados Unidos fue bloqueado también por un juez federal en primera instancia, decisión que fue ratificada por el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito tras los recursos presentados por Trump.