Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CATALUÑA

Los catalanes, más preocupados por el paro que por la independencia

Por Selene PisabarroTiempo de lectura2 min
España12-09-2015

A pesar de que para muchos catalanes el día 11 era un momento clave, la celebración de la Diada ha contado con menos participantes que el año pasado. El día de Cataluña se ha celebrado inmerso en plena campaña electoral en la comunidad y ha supuesto un pulso para el independentismo. Sin embargo, en Cataluña existe la otra cara: la del catalán que no asiste a la Diada porque no quiere la independencia. Además, el último CIS muestra que a los catalanes les preocupa más el paro que la independencia.

La participación en la Diada ha disminuido con respecto al año pasado -y no será por el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de Artur Mas para que la Diada de 2015 fuera un acto reivindicativo y la mecha para el día 27-. Los organizadores, ANC y Ómnium, cifran la asistencia a la manifestación en Barcelona en dos millones de personas, la Guardia Urbana estima que fueron 1.400.000 personas y la Delegación del Gobierno en Cataluña calcula que acudieron entre 520.000 y 550.000 personas. Aun así, supone una rebaja en el número de asistentes puesto que el año pasado fueron alrededor 400.000 más.

El lider de ERC -formación dentro de la candidatura Junts pel Sí-, Oriol Junqueras, ya advirtió su deseo de que esta fuera la última Diada antes de la independencia, al igual que el número 1 de la candidatura, Raül Romeva, que ha pedido que se respete la voluntad de los catalanes que se han manifestado mayoritariamente por cuarto año consecutivo. Por su parte, el conseller de la Presidencia de la Generalizar, Francesc Homs, aseguró este viernes que se trata de una manifestación 'inédita en Europa'. 

Sin embargo, en Cataluña existe también la otra cara, la de los catalanes que no se sienten representados en la Diada y que no acuden porque no son partidarios del independentismo. En cuanto a los partidos políticos, tanto PP como Ciudadanos han rehusado acudir a la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova y la posterior marcha del Día de Cataluña. Desde el PP, el candidato Xavier García Albiol ha acusado a los independentistas de apropiarse de un día que es de todos los ciudadanos y usarlo sólo en su propio beneficio.

En esta misma línea, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que, en el caso de que su partido gobierne, la Diada será "un día de todos, bajo la misma bandera", al tiempo que clamaba contra Mas por "su obsesión" por querer dejar a Cataluña fuera de España. Asimismo, el socialista Miquel Iceta ha pedido que la Diada sea "de todos los catalanes, ya que Cataluña pierde cuando se divide". 

El último barómetro preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha revelado que la mayor preocupación de los catalanes no es la independencia sino el paro. La independencia tan sólo preocupa al 13,9% de los encuestados. Precisamente, la encuesta se realizó entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre, por lo que los ciudadanos ya estaban al tanto de los registros por las comisiones irregulares que cobró la Fundación CatDem, perteneciente a Convergència.

Además, la encuesta refleja que sólo el 41,3% de los catalanes se siente nacionalista mientras que hasta el 76,9% se siente "español" a la vez que el 21,6% se declara "sólo catalán". De esta forma se refuerza el resultado de la consulta catalana no vinculante de 2014, cuando el 80% de los votantes lo hicieron a favor de la independencia, pero la participación fue sólo de alrededor del 35%. El resto prefirió quedarse en casa.