Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CATALUÑA

Miles de independentistas asisten a la Diada para mostrar su fuerza

Fotografía Ciudadanos catalanes en la manifestación de la Diada  (©foto: Junts pel Sí)

Ciudadanos catalanes en la manifestación de la Diada (©foto: Junts pel Sí)

Por Jesús EspinosaTiempo de lectura2 min
España12-09-2015

El independentismo aspira a ser fuerte. Y se ha visto una vez más en la celebración de la Diada. Sin embargo, ésta es especial: porque Artur Mas pretende que ésta sea la última que se haga en una Cataluña dentro de España. El presidente catalán se ha visto aupado por las millones -o miles- de personas que han salido a la calle. Él no ha asistido, pero numerosos representantes de su candidatura, Junts pel Sí, sí que han estado presentes.

Como siempre, en un acto de estas características, hay después un baile de cifras de participantes. La Guardia Urbana de Barcelona calculó una asistencia de 1,4 millones de personas, cifra que los organizadores elevaron después hasta los 2 millones. Sin embargo, la delegación del Gobierno en Cataluña ha calculado unas 540.000 personas.

La movilización comenzó sobre las 17:14 de la tarde en la calle Rosselló Porcel, situada en la entrada de Barcelona. Se construyó un puntero gigante de color amarillo que señalaba el camino, simbólicamente, hacía la República Catalana. La marcha siguió hasta la Avenida Meridiana, completamente llena, hasta el Parc de la Ciutadella, que se encuentra a las puertas del Parlamento catalán.

A la movilización no asistió Mas “para mantener su estatus institucional” pero después sí recibió a los organizadores del mismos. Por otra parte, representantes de la CUP sí que asistieron, mientras que los candidatos del PSC, Ciudadanos y Partido Popular prefirieron mantenerse al margen de esta celebración por tener, dijo Miquel Iceta, “un carácter independentista”.

En total, en los cinco kilómetros que los participantes recorrieron con esteladas, hubo gritos a la favor de la independencia, alegría, emoción, euforia y, sobre todo, mucha fiesta. Una reivindicación pacífica que ya se ha convertido en la tónica de muchos años, aunque en 2014 fue más multitudinaria. Muchas familias enteras, muchos niños pero también adolescentes fueron los más vistos durante el acto.

Horas antes a la celebración de la Diada, por la mañana, el líder de ERC, Oriol Junqueras, el presidente de CDC, y el todavia president de la Generalitat, Artur Mas y el cabeza de lista de Junts pel Sí, Raul Romeva, ofrecieron una rueda de prensa repleta de medios internacionales y nacionales para explicar su ya conocida hoja de ruta tras las elecciones en el caso de conseguir la mayoría de escaños suficientes.

Mas llegará "hasta el final del proceso" si obtiene mayoría en el Parlament

Mas fue claro desde el principio, afirmó que cambiaría “las elecciones autonómicas por un referéndum”, y denunció una vez más que el Gobierno de Mariano Rajoy había “bloqueado” esa posibilidad. Por lo que lo único que le queda es hacer de estos comicios un plebiscito imaginario. "Cambiaríamos las elecciones por un referéndum hoy mismo. Preferimos un referéndum para contar los votos, que es lo que hicieron en Quebec o en Escocia", dijo el presidente catalán.

Además, el president de la Generalitat también digo estar dispuesto a “llegar hasta el final del proceso” con una mayoría de escaños en el Parlament, aunque admitió que sería más legítimo si fuera con más del 50% de escaños. "Aceptaremos el resultado de las urnas. Si tenemos mayoría en el Parlament continuaremos, si también tenemos mayoría de votos será absolutamente claro", admitió.