Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

NBA

Los favoritos ganan y LeBron James se exhibe ante los Celtics

Por Fernando GarcíaTiempo de lectura5 min
Deportes22-04-2015

No hay lugar para las sorpresas en esta primera ronda de los Playoffs 2015 de la NBA. Todos los máximos favoritos, Warriors, Cavaliers, Bulls, Wizards y Rockets, se han impuestos en los segundos partidos de la serie, y un parcial de 2-0 podría ser definitivo. LeBron James está inmenso, Curry y Thompson no dejan margen a Pelicans, y Pau Gasol se ha convertido en el pilar defensivo de su equipo, mientras sigue acumulando dobles-dobles.

LeBron ha abandonado el edificio. Con esta frase, acuñada para referirse a las grandes actuaciones de Elvis Presley, se podría resumir el partido de King James, en el que sus Cavaliers se impusieron a los Celtics por 99-91. Pero los orgullosos verdes dieron la cara, sobre todo en un primer tiempo muy igualado, donde solo Mozgov anotaba para los Cavs. Los de Brad Stevens, con su típico juego de conjunto sin estrellas, llegaron a un punto de los locales al descanso, y con un dominio del rebote arrollador. Hasta que despertó James. Él de Akron se puso las pilas mientras los suyos hacían lo propio defensivamente, y anotó 30 puntos, capturó 9 rebotes y repartió 7 asistencias para acabar con los de Boston. También ayudaron los 26 puntos de Irving, que sirvieron para paliar en parte la penosa serie de tres puntos del escolta J.R. Smith. Sin jugadores de renombre a los que recurrir, los 22 puntos de Isaiah Thomas volvieron a situarlo como el mejor de los de Massachusetts. 2-0 en el global de la eliminatoria, y el TD Garden esperando un milagro poco probable para los suyos.

De vergüenza se podría calificar el partido de Rajon Rondo en el duelo tejano entre Rockets y Dallas, que cayó del lado de los primeros por 111-99. El playmaker de los Mavericks ya no crea juego, y su salida del conjunto de Rick Carlisle está cada día más cerca. Su juego apático hizo que su entrenador le sentase a los diez minutos de juego, y ya no regresase a pista. Eso si, le dio tiempo a cometer cuatro faltas personales, y a que su equipo sumase un -11 cuando les dirigió. Poco más pudieron hacer para reparar el desaguisado los Mavs, pese a los 24 puntos de Monta Ellis y el doble-doble de Nowitzki. El encuentro fue el del renacimiento estos playoffs de Dwight Howard, quien ya había mostrado síntomas de recuperar ritmo tras su lesión, pero que firmó su mejor encuentro en la temporada con 28 puntos, 12 rebotes, y un total dominio bajo los aros. Harden suma y sigue, con 24 puntos, y Corey Brewer se volvió a reivindicar ante sus ex con 15 tantos. 2-0 en la serie y pocas esperanzas para unos Mavs castigados por su fichaje estrella.

Los Raptors se chocaron contra un Muro. John Wall, con sus 26 puntos y 17 asistencias, fue suficiente para colocar el 2-0 en la serie, demostrando que estos Wizards son mucho para los de Toronto, que no cuentan con el mejor Lowry de la temporada. El resultado de 106-117 se quedó corto, ya que los canadienses maquillaron su actuación en el último cuarto. Pero Wall le está ganando la partida a Lowry en el duelo de bases, pese a que esta vez contó el base de los Raptors con la ayuda de Lou Williams y sus 20 puntos. Lowry, con 6 tantos y 4 asistencias, es una sombra del jugador de principio de temporada. De poco sirve el partido completo de DeRozan si su compañero no está entonado, y si además tienen que sufrir a un Bradley Beals, que desde que ha vuelto de su lesión está imparable. En la noche de ayer, 28 puntos para asentar cómodamente por delante en la serie a los capitalinos.

 

La jornada del lunes, otro día en la oficina para Warriors y Bulls

"El show de Jimmy Butler" podría haberse titulado al partido del lunes que finalizó con la victoria de los Bulls frente a Milwaukee por 91-82. El alero de Chicago anotó 31 puntos y capturó 9 rebotes, demostrando que se ha convertido en uno de los jugadores más completos, con su gran defensa e intenso ataque. Pocos se sorprenderían de que fuese nombrado jugador más mejorado de la campaña. Pau Gasol volvió a ser el pilar defensivo de su equipo con su doble-doble de 11 puntos y 16 rebotes, a los que sumó 4 tapones. Joakim Noah monopolizaba todos los balones rechazados, capturando 19, Todo parecían buenas noticias para Chicago, con el partido completo de Rose, quien con 15 puntos, 9 asistencias y 7 rebotes recordó al juego del MVP más joven de la historia. Pero no todo le salió bien al conjunto de Thibodeau, que podría quedarse sin el concurso de Mirotic por una lesión en la rodilla. El hispano-montenegrino, que se vio involucrado en dos tanganas con Pachulia, está prácticamente descartado para los dos próximos encuentros. En los Bucks, solo el partido de Middleton, al igual que en el primero de la serie, es salvable, con sus 22 tantos. 2-0 en el global, y camino encarrilado hacia la segunda ronda para los de Illinois.

Los Splash Brothers se impusieron a la dupla Davis-Gordon. Golden State sufrió para lograr la victoria ante New Orleans por 97-87. Y es que ambos conjuntos llegaron igualados al último cuarto, pero el talento de Klay Thompson decidió para los de la bahía de San Francisco. El escolta anotó 26 puntos en una elección de tiro muy acertada, y asumió la responsabilidad de los campeones de la temporada regular, relegando a Curry a un segundo plano, pese a los 22 tantos y 6 asistencias que logró el base local. Encomiable también el encuentro de Draymond Green, quien consiguió un nuevo doble-doble. En los Pelicans, Anthony Davis está empeñado en ser el mejor jugador debutante en unos playoffs de la NBA, y con sus 26 puntos y 11 rebotes puso miedo en el conjunto de Golden State durante fases del encuentro. Y es que el ala-pívot jugó 45 minutos, pareciendo inagotable. Eric Gordon despertó de su letargo y anotó 23 puntos, mientras que Tyreke Evans rozó el triple-doble con 16 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias, pero no fueron suficientes para vencer al conjunto del debutante Steve Kerr. 2-0 en la serie, pero el progreso de New Orleans podría poner interesante la clasificación a segunda ronda.