Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

TRÁFICO

10.000 personas mueren atropelladas cada año

Por Aída Menéndez CuestaTiempo de lectura2 min
Sociedad30-04-2013

El estudio ‘Atropello de peatones en carretera’ ofrecido por la RACE y Goodyear delata la vulnerabilidad del peatón en la vía pública. Según la investigación, 10.000 personas son atropelladas a lo largo del año, de las cuales 9.289 se dan en casco urbano, mientras que en la carretera son 816 atropellos. Debito al grave problema que estas cifras suponen, se ha implantado una campaña de concienciación que simula un atropello real.

Los datos relativos a atropellos en el año 2011 son claros: dentro de la ciudad murieron 222 personas, 1.616 resultaron heridos graves y 8.400 sufrieron accidentes leves; mientras que en la carretera se han dado 300 accidentes graves por atropello y 549 implicaron heridos leves. Las muertes dentro del casco urbano suponen un 48% y las que se dan en carreteras un 10%, es decir, la letalidad de los atropellos es tal que pone de manifiesto la debilidad e inseguridad del peatón en calles y autopistas. Las altas cifras de mortalidad en la carretera se deben, principalmente, a la velocidad de circulación de los vehículos, así como la falta de protección que tienen los viandantes al ser atropellados. Por ello, y según la investigación llevada a cabo, la probabilidad mantenerse con vida tras un atropello viene determinada por la velocidad: a una velocidad de 50 km/h la probabilidad de perder la vida es del 70%; a más de 60 km/h crece hasta el 95%; y finalmente, a velocidades superiores a 70 km/h es complicado garantizar la vida. Los atropellos mortales se dan principalmente cuando el peatón está cruzando la carretera, seguido de aquellos casos en los que el viandante camina en el mismo sentido que los vehículos, y por último, los casos en los que el peatón está reparando el coche en la carretera. Éstos últimos casos en los que el individuo se baja del vehículo por una incidencia son los que mayor gravedad presentan, cuatro de cada diez personas fallece en accidentes con características similares a las mencionadas. Varón mayor de 64 años, que cruza la calzada o repara su vehículo en la carretera, en condiciones de baja iluminación, es el perfil de peatón fallecido por atropello en carretera. A pesar de la normativa establecida para dichas vías de circulación (queda terminantemente prohibido que el peatón circule por autopistas), el informe advierte de que existe un alto número de individuos que fallecen, mayoritariamente, al bajarse del vehículo. Para evitar este tipo de atropellos, tanto la RACE como Goodyear recomiendan mantener el vehículo en buen estado atendiendo, principalmente, al mantenimiento de los neumáticos. Asimismo, advierten de la necesidad de llevar chalecos reflectantes dentro del vehículo, así como evitar movimientos bruscos. Finalmente, el estudio informa que la mayor parte de los accidentes mortales se producen en La Coruña, Madrid y Valencia, mientras que en Teruel, Zaragoza, La Coruña y Lugo, representan los mayores índices de riesgo de fallecimiento, atendiendo al total de muertes por millón de habitantes.