Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

21-O

El PNV gana en el País Vasco y Bildu se consolida como la segunda fuerza

Por Rafael GarcíaTiempo de lectura1 min
España22-10-2012

El PNV ha logrado la mayor parte de los votos en las presentes elecciones vascas a pesar de que pierde tres escaños con respecto a los anteriores comicios. El dato más importante ha sido la entrada de Bildu como segundo partido mayoritario, con 21 escaños. Por su parte, tanto el PP como el PSE pierden escaños y el PP obtiene 10, tres menos que en 2009, mientras que el PSE se queda con 16, ocho menos.

Con algo más del 99 por ciento de los votos escrutados, los pronósticos estaban cumplidos. El PNV logra 27 escaños, tres menos que en las elecciones de 2009, y se proclama el partido mayoritario en el parlamento. Así, Íñigo Urkullu será el próximo lendakari en sustitución de Paxi López. Estas elecciones se celebran casi dos años después de que la banda terrorista ETA declarase un alto el fuego "permanente, general y verificable". Por otro lado, Bildu arrasa en estas elecciones, con Laura Mintegi a la cabeza, y logra consolidarse como la segunda fuerza política con 21 escaños. Ambos partidos sostienen una ideología nacionalista, lo que permitirá a Urkullu gobernar sin problemas, aunque negociará con los diferentes partidos para decidir con quién forma coalición. El partido peor parado ha sido el PSE, que pierde nueve escaños, mientras que el PP sólo tres. El líder socialista Patxi López ha dicho que los resultados obtenidos “no son los que esperaban” pero ha prometido que seguirán “igual, desde la izquierda y la unidad de los diferentes para hacer un país entre todos”. Por su parte, Urkullu ha afirmado que con estos resultados van “a buscar el camino, la fórmula más adecuada para liderar el próximo Gobierno vasco”. Por otro lado, el discurso de Mintegi ha sido más tajante y ha afirmado que “es hora de empezar a pensar como país” y de “parar las órdenes que llegan de Madrid.” Además ha prometido traer a los presos políticos de ETA.