Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

LITERATURA

Lorenzo Silva gana el Premio Planeta

Por LaSemana.esTiempo de lectura1 min
Cultura16-10-2012

La marca del meridiano ha catapultado al escritor Lorenzo Silva (Madrid,1966) al Premio Planeta en su 61 edición. La presentador de La 2 noticias, Mara Torres, ha quedado finalista por La vida imaginaria. Se han presentado un total de 432 obras, 325 españolas, otras 54 de Sudamérica, 37 de Norteamérica, cinco de América Central, 10 del resto de Europa y una de África.

El brigada Bevilacqua y su inseparable compañera, la sargento Chamorro, investigan un extraño crimen que les llevará tras la pista de un caso con derivaciones éticas y emocionales. Este es el argumento principal de la obra con la que Lorenzo Silva ha ganado el Premio Planeta de este año, una novela policiaca, registro que Silva domina y le apasiona. El escritor debutó en el mundo de las letras en 1995 con Noviembre sin violetas y recibió el premio Nadal en 2000 por su obra El alquimista impaciente. Una de sus obras, La flaqueza del bolchevique, fue llevada al cine y con la misma fue finalista de ese mismo premio en 1997. La finalista del premio, Mara Torres, actual presentadora del informativo La 2 Noticias, donde colabora desde hace seis años, estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y su carrera novelística comenzó con Sin ti. Cuatro miradas desde la ausencia, un libro de relatos protagonizado por personas que perdieron a un ser querido. El premio, dotado con 601.000 euros, ha tenido este año un tinte marcado por la identidad y los choques nacionalistas impulsados por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y unas elecciones a la vuelta de la esquina. "Mi deseo es que entre mi Madrid y mi Barcelona no haya nunca más raya divisoria que este meridiano, que no es más que una línea imaginaria", ha asegurado en este sentido el ganador, aunque ha añadido que esto es una democracia y cada uno tiene derecho a su opinión. Su mujer es catalana y Barcelona está muy presente en la novela.