Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

POBREZA

Los acogidos por Cáritas en España superan el millón

Por Raquel GonzálezTiempo de lectura2 min
Sociedad20-09-2012

La alimentación, ropa, vivienda y sanidad son las principales necesidades demandadas por quienes acudieron en 2011 a los Servicios de Acogida y Atención Primaria de Cáritas. El VII Informe del Observatorio de la Realidad Social (ORS) presentado este jueves, en Madrid, por Sebastián Mora, el secretario general de la ONG y el coordinador del Equipo de Estudios, Francisco Lorenzo, señala que durante el año pasado 1.015.276 personas fueron atendidas, una cifra que se ha triplicado desde el 2007, cuando se registraron 370.251 casos. Mora, también ha anunciado que “los recursos de Cáritas están en un nivel límite” y considera que la organización está “ocupando un hueco que debería ocupar la administración pública”.

Desde que comenzó la crisis, las atenciones por parte de los Servicios de Acogida y Atención Primaria de Cáritas se han incrementado un 174 por ciento, siendo 1.015.276 personas las que recibieron ayuda en 2011, frente a las 370.251 que lo hicieron en 2007. Este incremento se produce, según el informe presentado este jueves, por “el desempleo prolongado en el tiempo”, además de la reducción y el “cierto agotamiento” de las ayudas de protección social. Respecto a las ayudas destinadas, la alimentación, ropa y calzado, vivienda y sanidad son las demandas más frecuentes, seguidas de asesoría, apoyo psicológico y acompañamiento. La organización ha señalado que cinco de cada diez personas atendidas son extranjeras, de los que un tercio están en situación irregular. “Son personas que tenían los papeles pero los han perdido por la falta de trabajo”, detalla Lorenzo. En esta línea, la retirada de la tarjeta sanitaria a los “sin papeles” el pasado 1 de septiembre ha provocado que haya “más presencia de este perfil de personas pidiendo ayuda sanitaria en las parroquias”, según Mora. Estos datos muestran que “la sociedad española es más pobre, más desigual y más injusta”, ha detallado el secretario general de la organización. En cuanto al perfil de los usuarios de los servicios de Cáritas, abundan las mujeres y los “parados de larga duración”. No obstante, las familias jóvenes con hijos menores o las mujeres solas con cargos familiares también ocupan un gran lugar entre los atendidos por Cáritas. Mora, por su parte, ha sostenido que el actual “debilitamiento de la red familiar”, “el endurecimiento de los requisitos para acceder a las ayudas” y la demora para obtener dichas ayudas provocan que la situación de los colectivos se agrave. El secretario general ha expuesto que “los recursos de Cáritas están en un nivel límite” y, que, respecto al anterior informe, “los valores no han cambiado mucho”, a pesar de que “el número de acciones por persona ha aumentado”. El “90 por ciento” de las ayudas económicas directas a los más vulnerables, que se cifran en 100 millones de euros, procede de las “donaciones de particulares”. Mora, también ha lamentado que la organización “esté ocupando un hueco que debería ocupar la administración pública”, en relación a los servicios sociales y a las prestaciones.