Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MUSEOS

'Arquitectura habitada' en el Guggenheim

Por Teresa MontesinosTiempo de lectura2 min
Cultura19-09-2012

El Guggenheim acogerá desde el próximo día 20 y hasta el 19 de mayo de 2013 la exposición Arquitectura habitada, una muestra compuesta por obras pertenecientes a la pinacoteca del propio museo. En ella, se incluyen los trabajos de cinco artistas internacionales que reflexionan sobre la ocupación del espacio y “la capacidad de la arquitectura para sugerir un pasado y un presente creado por nosotros para desarrollar en él nuestras relaciones con los demás”, en palabras de los responsables de la exposición.

Según ha explicado el Museo se trata de una arquitectura entendida desde el punto de vista que planteó William Morris en 1881, impulsor del movimiento Arts and Crafts. Morris establecía que “arquitectura es todo el ambiente físico que rodea la vida humana, no podemos escaparnos de ella mientras formemos parte de la civilización, porque la arquitectura representa el conjunto de modificaciones y alteraciones introducidas en la superficie terrestre, para satisfacer las necesidades humanas, exceptuando sólo el puro desierto”. Es decir, que se trata de una muestra que no solo abarca edificios, sino también las calles y las ciudades así como cualquier elemento que haya sido creado por la mano del hombre. Así la exposición alberga las obras de cinco artistas internacionales que meditan sobre la capacidad de ordenación del espacio habitado ya existente, así como el que está a punto de ser creado por el espectador. Entre los artistas se encuentran Doris Salcedo, Mona Hatourm, Cristina Iglesias, Pello Irazu y Liam Gillick. Todos ellos presentan por primera vez en el Guggenheim algunas de sus obras más significativas. Para ello el museo ha otorgado un amplio espacio a cada una de ellas, con el fin de que el espectador pueda apreciar con detalle cada elemento que compone la obra. En la primera sala se encuentra la escultura Sin título de Doris Salcedo, que muestra un espacio dominado por el mobiliario envejecido como muestra de expresión de los dolores sufridos por la artista como víctima de la guerra colombiana. Esta obra comparte sala con los trabajos de Cristina Iglesias Sin título (Celosía II) y Sin título (Habitación de alabastro), en los que la artista vasca representa, por un lado, el característico enrejado de los confesionarios religiosos y, por el otro, una arquitectura abierta y traslúcida colgada de la pared. Ambas obras inquietantes para el espectador. En otra de las salas se encuentra ¿Cómo te vas a comportar? Un gato de cocina, obra del británico Liam Gillick que muestra una instalación dominada por una cocina y un misterioso gato que habla a los espectadores de relaciones y utopía. Mona Hatourm también reflexiona sobre el espacio culinario con su obra Hogar, mientras que el gipuzcoano Pello Irazu apuesta por una pintura mural que rodea al espectador y modifica su percepción del espacio con Formas de vida 304.