Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MERCADOS

La deuda supera el 6% debido al silencio de Rajoy

Por Raquel GonzálezTiempo de lectura2 min
Economía17-09-2012

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantiene su silencio sobre la decisión de solicitar o no el rescate financiero al Banco Central Europeo (BCE). Esta indecisión del Ejecutivo ha conducido a que la prima de riesgo de este lunes aumente hasta los 430 puntos básicos y a que la deuda española supere el 6 por ciento. Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea. Joaquín Almunia, ha señalado que mantener la incertidumbre sobre la petición de ayuda financiera es un “riesgo” ante la volatilidad de los mercados.

La jornada del lunes se ha cerrado con una prima de riesgo, indicador que mide la diferencia entre la rentabilidad del bono alemán y español, situada en los 430 puntos básicos, 22 más que el pasado viernes. La rentabilidad del bono, que en algunos momentos llegó a superar el 6 por ciento, cerró en el 5,97 por ciento. Por su parte, la deuda española ha superado el 6 por ciento, una barrera que no excedía desde el pasado 6 de septiembre, cuando el BCE anunció su disposición a comprar deuda. Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea, ha reconocido que la decisión que ha de tomar el Ejecutivo “es muy complicada” pero, que, mantener la incertidumbre “supone el riesgo de que, por cualquier otro factor, el mercado de deuda incremente de nuevo las tensiones”. “Lo que no ayuda y lo que está sometido a riesgos, dada la volatilidad y las tensiones en los mercados, es no enviar señales, no enviar información sobre qué se va a hacer y cuáles son las razones de lo que se vaya a hacer en un sentido u otro”, ha añadido el vicepresidente. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado este fin de semana en la cumbre de Nikosia, ante el Eurogrupo, el descarte de nuevos recortes en el sector financiero ya que espera que la subida del IVA el pasado 1 de septiembre permita a España cumplir el objetivo fijado del déficit para el 2012. Por su parte, los países de la zona euro tienen diferentes opiniones sobre la petición del programa de compra de deuda española por el BCE. Finlandia rechaza la ayuda, tal y como lo anunció en su visita a Madrid. Por su parte, Alemania no tiene las ideas claras aunque en un futuro inmediato parece que rechaza la intervención pero, sin embargo, Francia apoya a Rajoy a favor de la decisión, ya que serviría como cortafuegos, sostiene Hollande.