Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ORIENTE PRÓXIMO

Israel y Palestina: "en busca" de un Estado que les otorgue paz y libertad

Por Rafael GarcíaTiempo de lectura2 min
Internacional25-09-2011

Israel y Palestina han estado siempre enfrentados por cuestiones tanto territoriales como religiosas. Sin embargo, con la petición de Palestina de entrar en la ONU, los políticos están decididos a llegar a un acuerdo para solucionar sus diferencias.El líder palestino, Abu Mazen, ha sido recibido entre aplausos en la Mukata de Ramala, tras sus palabras en la ONU. Los palestinos lo califican como el nuevo Yasir Arafat y ven en él una esperanza para el cambio.

El proceso será difícil. Mazen ha advertido que está dispuesto a negociar, pero no de cualquier manera. De hecho, parece que los palestinos no aceptarán el acuerdo definitivo de paz en el 2012. Ocurre lo contrario en Israel cuyo primer ministro, Benjamín Netanyahu, deja entrever que sí aceptará la oferta lanzada por el Cuarteto. En una entrevista al Canal 2 israelí, ha afirmado que tiene “la voluntad no sólo de dialogar sino de llegar a un acuerdo. Si hay voluntad en las dos partes, es posible en un año”. Los territorios de Israel y Palestina han estado enfrentados por motivos religiosos y políticos durante años. Sin embargo, es un conflicto de difícil solución. Aunque los políticos podrían acercar sus posturas para conseguir la paz y llegar al consenso, los grandes grupos religioso y étnicos que habitan en la zona (árabes, musulmanes, cristianos y judíos) sólo ven una solución posible: que el resto abandone la tierra que, según sus textos sagrados, les pertenece por ser los elegidos por Dios. Tras la Segunda Guerra Mundial, después de que Gran Bretaña permitiese a los judíos quedarse allí y que este país dejase de ocuparlo, Palestina perdió el territorio que los judíos conquistaron hasta conformar lo que hoy es Israel. Debido a estos acontecimientos estalló una guerra que dura hasta la actualidad, cobrándose miles de víctimas por recuperar y defender un territorio. A lo largo de la última semana, Palestina ha pedido ingresar en la Organización de la Naciones Unidas (ONU) con motivo de ser reconocido como un país independiente y convirtiéndose en el integrante número 194, que implicaría la frenada de la expansión israelita. Además de la independencia, pide volver a las fronteras del 4 de junio de 1967, es decir, antes de la Guerra de los Seis Días y sin contemplar intercambios de territorio con Israel, y con Jerusalén Este como capital. En respuesta, en una conferencia de la ONU, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, propuso al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Abu Mazen, reunirse en Nueva York y reanudar las negociaciones directas. "Estamos a miles de kilómetros de nuestras casas, estamos en el mismo edificio ¿Qué nos impide reunirnos hoy y empezar a negociar? Vayamos directamente" a la negociación, dijo Netanyahu.