Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Viaje de Estado

La reina de Inglaterra está en Irlanda para mejorar las relaciones

Por Caterina CrespoTiempo de lectura2 min
Internacional19-05-2011

Después de cien años la reina de Inglaterra viaja a Irlanda con motivo de un viaje de Estado para mejorar las relaciones. Hay que recordar que la soberana del Reino Unido es la máxima autoridad de la Mancomunidad de Naciones y de la Iglesia de Inglaterra. Estancia que abarcará cuatro días. Ya son dos los días de visita de la reina Isabel II en Irlanda y se ha visto en todo momento acompañada por la presidenta de la República irlandesa, Mary McAleese. Ambas en todo momento han dejado claro que la finalidad de esta visita es hacer votos por la reconciliación de ambos países, sin olvidarse de las propias heridas en sus breves discursos en el banquete de Estado en el castillo de Dublín que cerró la jornada de este miércoles.

La historia de ambos países se marca por una gran mayoría de muertos sobretodo en Irlanda. Las dos subrayaron la amistad entre iguales y los intereses comunes que unen ahora a ambos países. Y lamentaron las heridas del pasado. Este miércoles por la tarde ofreció una corona en el monumento que honra a los soldados irlandeses que combatieron en la I Guerra Mundial y este jueves ha visitado Croke Park. Sede hoy de la Asociación Atlética Gaélica, ese estadio capaz de alojar hoy a 82.300 espectadores y que fue el 21 de noviembre de 1920 escenario de una matanza que pasaría a la historia como Domingo Sangriento. En todo momento las fuerzas de seguridad y desde el Gobierno de Dublín han intentado causar el menor ruido posible y que en ningún momento haya contacto directo de la reina con la población por miedo a un ataque o atentado de republicanos. Dublín ha desplegado a más de 4.000 agentes para proteger a la soberana, se trata de la mayor operación de seguridad jamás puesta en marcha en la República. El recelo por Inglaterra se remonta a los años 2o por la Guerra de la Independencia. Isabel II también ha querido destacar el «doloroso legado» de la violencia en los distintos conflictos que han sufrido los dos países. «Esos hechos nos han tocado a todos, a muchos de nosotros personalmente», ha explicado la reina, cuyo primo falleció en 1979 en un atentado de nacionalistas irlandeses. Durante todo el viaje la reina ha estado acompañada por su esposo Felipe, Duque de Edimburgo. Juntos han protagonizado la anécdota del día en su histórico viaje a Irlanda, cuando durante su visita al museo de la fábrica de la cerveza Guinness han rechazado probar la que los irlandeses denominan «la pinta perfecta». La pinta fue servida por el «maestro cervecero» Fergal Murray, una de las pocas personas que conoce la cantidad y tipo exacto de lúpulo, malta de cebaba y levadura contenida en la fórmula secreta de la Guinness. Viaje que empezó el martes y que tiene como finalidad consolidar una buena relación entre países vecinos.