Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

COPA DEL REY

Remontada blanca, debilidad colchonera

Por Juan García de SolísTiempo de lectura2 min
Deportes13-01-2011

De nuevo la balanza se decantó del lado blanco. El Real Madrid se impusó con cierta facilidad a un Atlético de Madrid algo despistado. Forlán marcó en primera instancia. Más que una ventaja, el gol del uruguayo sirvió para despertar a los merengues, que con el empate de Sergio Ramos creyeron en la remontada.El tanto de Cristiano Ronaldo y de Mesut Özil redondearon la noche del derbi, otro derbi merengue.

Cuando nadie lo esperaba, Diego Forlán adelantaba al equipo visitante. El jugador uruguayo siguió la jugada que comenzó Sergio Agüero, y que le sirvió para marcar tras un rechace. Parecía que el derbi sería diferente, pero la suerte atlética no llegó. El equipo de José Mourinho se armó de valor y comenzó a jugar como más le gusta al luso: moviendo rapidamente el balón. En el transcurso de la primera parte el equipo de Quique Sánchez Flores aguantaba como podía la estampida de los blancos. Poco duró la ventaja colchonera; Sergio Ramos hacía el empate madridista. Con el marcador igualado, los locales querían más. Fue momento para jugadores como Ángel Di María o el alemán Mesut Özil, que con sus internadas por las bandas creaban aún más peligro en la portería de David de Gea. Xabi Alonso comandaba el ataque madridista, distribuyendo el balón con rapidez y eficacia. Era Cristiano Ronaldo el que ponía el desgaste físico, el siete tenía muchas ganas de marcar el tanto del desempate. Pero este no llegó hasta la segunda mitad. Con los mismos veintidós protagonistas, la segunda parte comenzaba con el equipo local dominando el juego. Salvo alguna jugada de Agüero, el más activo de todos los rojiblancos, los demás jugadores a penas participaron. Era De Gea el principal protagonista, y es que el portero tuvo que intervenir en numerosas ocasiones para evitar el segundo tanto. Pero poco pudo hacer ante una sensacional asitencia de Özil que dejaba sólo a Cristiano y que servía para poner el 2-1. Con el partido ya vencido, era el alemán, en el tiempo de descuento, el que hacía el definitivo 3-1. Un resultado que sirve al equipo de José Mourinho para ir al Vicente Calderón con cierta ventaja, y para demostrar que el entrenador luso va a por todas las competiciones. No sólo se jugó el derbí en la capital madrileña. Aunque todos los focos apuntasen al estadio Santiago Bernabéu, el Almería recibía al Deportivo de la Coruña. El equipo de José Luis Oltra se estranaba con victoria en cuartos de la Copa del Rey. El gol en propia puerta de Knut Rindaroy, fue lo más significativo de un encuentro demasiado aburrido. El partido de ida será más complicado para el Betis, que sucumbió ante un Barcelona arrollador que venció por 5-0. El encuentro entre el Villareal y el Sevilla sirvió como escaparate del fútbol. Nada más y nada menos que seis goles, tres por cada equipo. El partido de vuelta será si cabe más emocionante.