Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

INFANCIA

Piden la cárcel para un matrimonio que obligó a casarse a su hija

Por Javier M. FandiñoTiempo de lectura2 min
Sociedad16-04-2009

¿Se pueden tolerar unas costumbres que violan los Derechos Humanos? Fue obligada a casarse en 2005 con un primo lejano de 40 años al que ni siquiera conocía y violada por su nuevo marido. La Fiscalía pide 17 años de cárcel contra los padres de esta menor de edad de ascendencia mauritana. Los familiares, por su parte, piden "respeto" a sus costumbres y "justicia".

La fiscal Lorena Montero pide la cárcel para el matrimonio mauritano que obligó en 2005 a su hija a casarse y mantener relaciones sexuales con un pariente lejano 26 años mayor que ella. La víctima, de 16 años de edad, decidió romper su silencio y denunciar esta situación en el año 2006 tras ser violada por su marido en su domicilio gaditano de Puerto Real, siguiendo el consejo de una familia española que la conocía. El pasado 23 de marzo se emitió el fallo de la Audiencia Provincial de Cádiz, que condenaba a 17 años de prisión a Hawa Meint Cheik El Bou, la madre de la menor, por agresión sexual, amenazas y coacción. El padre quedaba absuelto de delito sexual pero era condenado por amenazas durante un año y seis meses. El tercer imputado del caso era el marido, condenado por violación a 13 años y seis meses de cárcel. Sin embargo, la resolución de la Audiencia Provincial de Cádiz fue insatisfactoria para ambas partes y acabó siendo recurrida. Mientras que la defensa pide la absolución de la madre, la Fiscalía busca la entrada inmediata en prisión de los padres por existir riesgo de fuga -los padres han obligado a volver a varios de sus hijos a Mauritania- y que la libertad de los padres supone una clara situación de intimidación hacia la menor, sobre todo después de que la madre se saltase la orden de alejamiento emitida por el juez. A partir de este momento, el caso ha dado un vuelco radical. El Tribunal de la Audiencia Provincial de Cádiz ha rechazado el recurso de la fiscal y ha considerado que los padres deben seguir, de momento, en libertad. Según el Tribunal, la madre quebrantó la orden de alejamiento de forma totalmente justificada al ser requerida por parte de la secretaría del colegio para tratar un tema relacionado con sus otros hijos. Además, la Audiencia Provincial gaditana niega la existencia de riesgo de fuga hacia Mauritania. No es el primer caso de choque de culturas que se desarrolla dentro de España. Lejos queda el caso del polígamo senegalés Mor Diop, fallecido en agosto de 1995. Tras su muerte, sus dos viudas solicitaron sus respectivas pensiones de viudedad. Pese a que en España la poligamia es completamente ilegal y aunque sus solicitudes fueron denegadas en un primer momento, el Tribunal Superior de Galicia sentenció en 2002 que las mujeres tenían derecho a cobrarlas. Más recientes son los casos de ablación que se efectúan en España. Aunque la práctica de este ritual está prohibida en España desde el año 2005, muchas niñas de origen subsahariano residentes en territorio español sufren cada año de forma clandestina la extirpación del clítoris.