Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

NUEVOS MINISTROS

Blanco abre a Aguirre la puerta de la obra pública que le negaba Álvarez

Por Martín CastroTiempo de lectura2 min
España13-04-2009

La anterior ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, dijo de ella que “podría estar colgada de una catenaria”. Por su parte él, ha dejado atrás ocho años en la secretaria general del PSOE a la vanguardia del enfrentamiento contra el PP. Sin embargo, tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, como el flamante ministro de Fomento, José Blanco, tardaron apenas 90 minutos de reunión en olvidar el pasado para presentar un futuro diferente.

Ambos coincidieron en la necesidad de activar varios proyectos: el plan de Cercanías, el Metro a Torrejón y a Majadahonda, el aeropuerto de El Álamo...incluso Aguirre obtuvo el compromiso de que las obras en el intercambiador de la céntrica puerta del Sol finalicen este verano. Dicho de otro modo, Blanco abrió las puertas a todos los proyectos de obra pública exigidos por la dirigente popular y que durante años le fueron negados sistemáticamente. Aguirre acudió a la sede del Ministerio de Fomento por primera vez en un año y medio debido a sus malas relaciones con la anterior ministra. Y en esta ocasión fue recibida con un “bienvenida a esta casa” y se marchó con el deseo de “regresar más frecuentemente” que le trasladó Blanco. El ministro eligió precisamente a Aguirre para abrir su ronda de contactos con los distintos presidentes autonómicos. En la conversación hablaron de “acuerdos”, de “objetivos compartidos”. En el pasado, Blanco llegó a acusar a Aguirre de abandonar Bombay “sin importarle los demás” cuando la presidenta madrileña se vio involucrada en los atentados del pasado mes de noviembre en la ciudad india. Pero ataques como esos ya son cosas del pasado. En su nueva faceta, Blanco prefiere defender que “no hay ninguna razón para la confrontación partidista”. Por su parte, Aguirre coincidió plenamente con esa nueva sintonía al decir que los madrileños “no tienen por qué sufrir consecuencias porque en Fomento esté un dirigente del PSOE y en Madrid una persona del PP”. “Vamos a trabajar desde la lealtad”, sentenció la dirigente madrileña. Primeros contactos de Salgado Desde que los nuevos ministros asumieran sus cargos, han sido muchas las reuniones que se han sucedido. La más activa ha sido Elena Salgado que tras hacerse cargo de la cartera de Economía y Hacienda anunció su compromiso de centrar sus prioridades en el empleo y elaborar una petición a la banca para que ayude "con prontitud" a las familias, los autónomos y las pymes y les conceda crédito. Después de reunirse con José Blanco para hablar del impulso de licitación a la obra pública y con Carmè Chacón sobre el presupuesto de Defensa para este año, Salgado se entrevistó con el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves. Con él abordó cuestiones relacionadas con la financiación autonómica y local. El actual vicepresidente tercero quiso dejar claro que el Gobierno está trabajando en un “cuadro para afrontar la crisis” y que en el mes de mayo estará “cerrado el tema de la financiación respetando todos los estatutos de autonomía”. Sin embargo, desde Cataluña, el presidente de la Generalitat, José Montilla, destacó que es con la ministra de Economía y no con Chaves, con quien negociará el nuevo modelo de financiación autonómica. Estas palabras de Montilla llegan después de que el PP criticara que Chaves no “pinta nada” en estas negociaciones, después de que fuera Elena Salgado y no el vicepresidente tercero quien respondiera a una pregunta dirigida a éste en el Senado sobre este asunto.