SALUD

La muerte cerebral no tiene cura

08-02-2009
Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar
7362

Sobre el coma, siempre se tiene la esperanza de que el paciente, tarde o temprano, despierte. Algunos lo hacen pasados unos días, otros tras muchos años. Pero también están los que nunca llegan a despertarse.


En medicina se entiende por coma un estado severo de pérdida de conciencia que puede ser el resultado de muchas condiciones diferentes. Entre las causas que pueden ocasionar un coma se encuentran los accidentes, las intoxicaciones -ya sea por drogas, alcohol o cualquier tipo de tóxicos-, enfermedades del sistema nervioso central o traumatismos. Por tanto, el coma es un síndrome.

Aunque mucha gente tiende a confundirlo, no es lo mismo encontrarse en estado de coma que estar clínicamente muerto. El coma es una expresión de un fuerte trastorno de las funciones cerebrales que puede llevar a la muerte. En cambio, se dice que una persona está clínicamente muerta cuando el cerebro no registra ninguna actividad, no se habla de trastorno sino de muerte cerebral. Cuando apenas se tenía conocimientos sobre muerte cerebral, tenían que mantenerse los signos clínicos al menos durante catorce horas antes de establecer el diagnóstico. En España, tras las legislación de 1979, es obligatorio realizar dos electroencefalogramas separados por seis horas, en el caso de que se dé electroencefalograma plano en ambos, se dice que hay muerte cerebral. Los objetivos principales del diagnóstico de muerte cerebral son, en algunos casos, la retirada de la asistencia médica a un ser cuyo proceso de muerte ya se ha iniciado, y otra el posibilitar que los órganos de ese cadáver puedan ser utilizados para trasplante en otros individuos. En el caso de que el paciente en coma sea un donante de órganos, es necesario tener en cuenta los signos de muerte cerebral, no se le puede extraer los órganos a un donante si éste está muerto, para ello, se mantiene al donante conectado a las máquinas.

Algunos expertos afirman que lo que hace que un enfermo salga o no del coma son las causas de dicho coma, el tratamiento que se esté llevando a cabo y las ganas que tenga el paciente de vivir. Jesús Neira es un ejemplo. Tras dos meses en coma a causa de una paliza, el profesor despertó del coma, lo primero que dijo fue "te quiero" a su mujer. Un caso curioso lo encontramos en Varsovia donde hace dos años despertó del coma un hombre tras casi 20 años. En el otro extremo se encuentra Eluana, la italiana que lleva diecisiete años en coma, no hay esperanza para ella y se ha procedido a retirarle la alimentación para que muera.

A FONDO

José Ramón Da Cruz, cineasta

"Me importa un pito ganar un premio Goya"

A FONDO: CINEA la hora acordada, ni un minuto antes ni uno después. José Ramón da Cruz nos recibe en su pulcro despacho de la calle Castelló, en pleno barrio de Salamanca en Madrid. Este compositor audiovisual está considerado uno de los máximos exponentes del videoarte de los 80 ... (sigue)

Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2014 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad