Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

BOMBARDEO EN GAZA

Moratinos asegura a Livni que anulará la investigación del juez Andreu

Por Eduardo AguirreTiempo de lectura3 min
España30-01-2009

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, mantuvo una conversación con su colega israelí Tzipi Livni, en la que aseguró que el Ejecutivo trabaja para modificar la ley que ha permitido al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu abrir una investigación y admitir a trámite una querella contra militares israelíes por supuesto genocidio durante un bombardeo sobre la Franja de Gaza en 2002.

Esta conversación entre Moratinos y Livni, fue recogida por los medios israelíes. Diarios como Haaretz, Jerusalem Post, Yediot Ahronot y la radio militar israelí, reprodujeron declaraciones de Livni en las que saluda que el Gobierno español "haya decidido parar este fenómeno" y avanza que Israel seguirá trabajando con otros gobiernos para intentar frenar "investigaciones similares infundadas". Cabe destacar que en la conversación Moratinos afirmó que la reforma legal no estaría lista a tiempo para afectar a la querella admitida a trámite esta semana por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu contra siete militares israelíes pero indicó que su Departamento trabajaría para anular la investigación. Dicha modificación de la ley limitaría la jurisdicción de los tribunales españoles para investigar delitos de genocidio cometidos fuera de España. Sin embargo, el Gobierno ha afirmado que el estudio de la reforma en trámite no tiene su origen en las últimas horas a consecuencia de la decisión del juez Andreu, sino que está en marcha desde hace bastante tiempo para determinar qué ajustes procesales pueden llevarse a cabo en el ejercicio de la jurisdicción universal. En el auto hecho público el día 29 de enero, el juez Fernando Andreu destaca en virtud del artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que "el ataque contra la población civil ya de inicio es ilegítimo, pues el mismo tendría como objeto la comisión de un asesinato", un hecho que España puede perseguir atendiendo "al principio de la jurisdicción universal". El juez concluye que, en virtud de la legislación española y de los acuerdos internacionales firmados por España, la Audiencia Nacional es competente para investigar los posibles delitos contra la humanidad cometidos fuera de España aunque en ellos no esté implicado, como víctima o como ejecutor, ningún ciudadano español. Casos investigados en la Audiencia Nacional Si finalmente se anula dicha ley, la acción traerá muchas consecuencias, debido a que no sólo anulará el caso propio de Gaza sino todos los que investiga la Audiencia Nacional en base a ese “principio de la jurisdicción universal”. Uno de los casos que se hubiera visto afectado por la reforma, sería el ya conocido caso del genocidio en Guatemala, donde el Ejército de Guatemala identificó a numerosos grupos del pueblo Maya como el enemigo interno a destruir. A partir de esas premisas el Estado llevó a cabo un plan criminal para intentar exterminar a conjuntos del pueblo Maya. También se interrumpirían y afectarían de esta manera las investigaciones por el genocidio en Rwanda, en el año 1994, donde 800.000 personas fueron asesinadas, y 300.000 de las víctimas eran menores de edad. Además, 95.000 niños y niñas habían quedado huérfanos. Prácticamente todos los niños y las niñas del Rwanda fueron testigos de este horror incalificable. Miles de menores de edad fueron víctimas de la brutalidad y la violación, y otros miles más se vieron obligados a participar en operaciones militares y a cometer actos violentos contra su voluntad. Pero uno de los genocidios más atroces que se recuerda fue el de Camboya. Pol Pot asesinó, torturó y exterminó a un tercio de la población de Camboya. Lideraba un grupo llamado los “jemeres rojos”. Quemó bibliotecas, abolió medicinas. Desde 1976 a 1979 masacró en los campos de la muerte a gran parte del país. Más tarde, en 1998 llegaba a las redacciones de que el exdictador camboyano, Pol Pot había muerto en un campamento cercano a la frontera tailandesa donde vivía en situación de arresto domiciliario. Estos son algunos casos ajenos a España que son actualmente investigados gracias al “principio de la jurisdicción universal”, ley que si finalmente es anulada por el Gobierno, limitaría en gran parte este tipo de investigaciones contra la humanidad.