Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ACCIDENTE EN BARAJAS

Las vivencias traumáticas pueden desembocar en trastornos psicológicos

Por Leticia PradoTiempo de lectura1 min
Sociedad20-08-2008

El trágico accidente de avión que se cobró la vida de más de un centenar de personas en el aeropuerto de Barajas el pasado 20 de agosto ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de la ayuda psicológica en situaciones de emergencia. El estrés postraumático puede ser uno de los efectos psicológicos de estas imprevisibles situaciones que hacen brotar las emociones de los afectados.

El tiempo es la mejor medicina para superar el dolor pero, en muchas ocasiones, no es suficiente. Situaciones traumáticas como los accidentes, las violaciones o los atentados dejan secuelas difíciles de borrar que pueden llegar, incluso, a afectar la salud física de quien las sufre. Los expertos conocen esta alteración como estrés postraumático. Este trastorno implica revivir el momento de la situación traumática de manera continua e involuntaria, lo que se conoce como flashback. La ansiedad que provoca acaba por desembocar en estrés, agotamiento y pensamientos irracionales. Normalmente, los afectados suelen recordar esos momentos con todo detalle y gran intensidad, de tal manera que tienen la sensación de perder el control de sí mismos. Además, suelen experimentar un gran sentimiento de culpa por aquello que hicieron o por lo que podrían haber hecho, pensamientos derivados de motivos poco realistas. Los expertos consideran el diálogo como la mejor ayuda. El apoyo del entorno de los afectados puede ayudar a reconstruir todos los recuerdos de manera realista. Muchos de los familiares de los fallecidos en el accidente de Barajas podrían llegar a padecer este tipo de trastorno. Por ello, los psicólogos han de ayudarles a asimilar la desaparición brusca del ser querido e intentar evitar que se desarrolle el trauma.